Mi hermano se siente con baja autoestima, duerme mal y se ve como un fracasado a pesar de tener trabajo y a su familia cerca. ¿Podemos ayudarle o debe ir acudir a un profesional?

Una persona puede tenerlo todo y, sin embargo, sentir un profundo vacío en su interior, el cual le lleva a pensar que su existencia no tiene sentido, a pesar de que en su entorno se muestre todo lo contrario. Junto con este sentimiento aparece la desmotivación, la desilusión, la insatisfacción, la angustia y la tristeza, adueñándose poco a poco de la persona.

El vacío existencial es, ante todo, una disociación que supone la pérdida de contacto con uno mismo. Poco a poco, uno se va desconectando de sí mismo y comienza a ver pasar su vida sin ningún interés.

El primer paso para dejar atrás esa sensación de vacío consiste en reconocerla. Ayudarle a visualizar este estado como una etapa más en su vida que le brinda la oportunidad de cambiar y buscar nuevos horizontes. Tenéis que animarle a que conecte con su interior, a que identifique los factores que provocan sus emociones negativas y a que les ponga nombre para buscar soluciones. En esta situación es recomendable que cada día hable o escriba sobre cómo se ha sentido, preferiblemente estableciendo siempre un orden: “Hoy me siento…”, “Hoy me ha pasado…”, “Yo pienso que…”, “Si cambiase esto podría…”. Pequeños pasos que le permitirán encontrar ese equilibrio y orden emocional que ahora tanto necesita.

Mi consejo: Llenar ese vacío significa que tendrá que reconstruir su identidad y volver a conectar consigo mismo, con la vida y con los demás. En caso de indicio de padecer una depresión, consultar con un especialista.

Print Friendly, PDF & Email