Meteorólogos prevén gases tóxicos y no lluvia ácida cuando la lava llegue al mar

Efectivos de la Guardia Civil observan la evolución de la erupción | Foto: Guardia Civil

La llegada al mar de lava del volcán de Cumbre Vieja, que erupcionó este domingo en La Palma (Canarias), podría provocar gases tóxicos en la atmósfera que afectarían a zonas pobladas de la isla, pero no lluvia ácida, según meteorólogos de Meteored.

José Miguel Viñas, de Meteored, ha apuntado este martes en una rueda de prensa telemática que cuando la lava, que circula a unos 1.000 grados de temperatura, entre en contacto con el mar se producirá «una emisión bastante importante de gases tóxicos».

Sobre la especulación de si podría generar nubes que darían lugar a lluvias ácidas, Viñas ha comentado que conviene «analizar cómo está la atmósfera en las islas», donde actualmente se produce la típica situación de régimen de vientos alisios.

Viñas ha explicado que cuando la lava entre en el mar, debería acordonarse «una zona con un perímetro bastante amplio» para que los gases tóxicos no lleguen a zonas pobladas. «Pero, en principio, la lluvia ácida no es a día de hoy motivo de preocupación», ha zanjado.

Por su parte, José Antonio Maldonado, de Meteored, ha recordado que cuando comenzó a trabajar con isobaras en el aeropuerto de Gran Canaria, en 1971 se produjo la erupción del volcán Teneguía, también en La Palma, que afectó a la isla «prácticamente tres semanas».

Maldonado ha comentado que la actividad de algunos volcanes se ha prolongado durante meses e incluso uno afectó a Lanzarote durante tres años en el siglo XVIII. «Confiemos en que el de ahora sea de corta duración, pero no sabemos lo que va a durar. No sería extraño que sea unas cuantas semanas, lamentablemente», ha apostillado.

Este meteorólogo ha manifestado que la llegada de la lava expulsada por Cumbre Vieja hacia el mar traerá consigo «el desprendimiento de gases» con posibles «consecuencias bastante nefastas».

Print Friendly, PDF & Email