La maja desnuda, la Ofrenda de Flores o el tranvía vistos a través de la ciencia

La exposición se podrá ver hasta el 1 de octubre en la Gran Vía

Goya pintó La Maja Desnuda no sobre lienzo blanco sino en uno ocre que él mismo preparaba mezclando blanco de plomo y óxidos de hierro. Las flores de la Ofrenda están domesticadas y vienen de todos los continentes, y para sostener el manto hay una estructura formada por vigas como la T4 de Barajas. Y, otra curiosidad, si los cristales del tranvía se rompiesen no lo harían en trozos. Todo esto tienen una explicación científica y divulgarla es el objetivo de la exposición «Con los ojos de la ciencia», que se puede ver hasta el 1 de octubre en la Gran Vía de Zaragoza.

A través de unos paneles informativos, los visitantes podrán mirar con ojos científicos el trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de Zaragoza que pretenden demostrar que «la ciencia está detrás de todo lo cotidiano que cada día vemos», tal como ha asegurado la vicerrectora de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, Rosa Bolea.

El Macizo de Panticosa se originó por un magma de granito con temperaturas cercanas a los 900 grados, la distribución universal de la vacuna fue transportada en 1803 en el brazo de 22 niños en una expedición de la Coruña a América y un preso reprodujo en el siglo XVIII un navío con todos los detalles del Palacio de la Aljafería sobre la pared de una celda. Estas son algunos de los paneles informativos que se podrán ver en la muestra que permitirá descubrir al visitante que tan solo analizando los compuestos se puede atribuir una pintura a Goya.

«Para los historiadores del arte es imprescindible la ciencia ya sea porque analizando los compuestos se pueden atribuir obras a artistas como ocurre con Goya que no pintaba sobre lienzo blanco como otros o para la restauración de obras», ha asegurado el profesor del departamento de Historia del Arte, Juan Carlos Lozano. Por su parte, la catedrática de Botánica, Pilar Catalán, ha contado que esas flores que se ven en el manto de la Virgen del Pilar vienen de todos los continentes y están domesticadas.

La noche europea de los investigadores

Un stand para que los niños analicen sus dientes de leche, experimentos, basura convertida en arte y un centenar de charlas divulgativas se sucederán en Zaragoza, Huesca y Teruel en la noche de los investigadores de este viernes. Un día que se celebra en más de 370 ciudades europeas de manera simultánea y pretende poner en valor la ciencia. La exposición «Con los ojos de la ciencia» sirve como antesala de esta noche que «quiere valorar el trabajo de los investigadores y demostrar que la ciencia es el mejor arma para el negacionismo que vivimos en nuestros días y el desconocimiento», ha asegurado el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral.

Esta noche se celebrará entre las 17.00 y las 0.00 horas en las tres provincias de la mano de 160 expertos con un centenar de actividades y forma parte del proyecto «Green9Night» dentro del Consorcio del Grupo 9 Universidades.

El mismísimo Santiago Ramón y Cajal o la matemática zaragozana del siglo XVIII, Andresa Casamayor, estarán en el Paraninfo (representados por actores, claro) charlando con científicos de hoy como Alberto Jiménez Schuhmacher y Julio Bernués.

Los más pequeños también estarán presentes en esta noche tan científica con Unizar Kids donde podrán analizar con expertos cómo será su vida en 2075 (cuando rozarán los 65 años), si los Pokemon serán las mascotas del futuro o si dentro de 50 años dejaremos de comer carne. El Paraninfo, la Escuela Superior de Arte y Restauración, el Casino o la plaza de Navarra de Huesca y el Museo Provincial o la plaza del Torico de Teruel serán los escenarios para este evento científico y de divulgación.

Todas la programación se puede consultar en la página web de la Universidad de Zaragoza. Lo que es seguro es que esta noche hará que más de uno comience a entender la ciencia de otra manera.

Print Friendly, PDF & Email