El parque Huerto Frisón de La Cartuja ya cuenta con zonas infantiles y un circuito de calistenia

La mejora del entorno al parque Huerto Frisón se ha completado con la peatonalización de las calles adyacentes Claustro y Mosén Labordeta | Foto: Miguel G. García

La renovación del parque Huerto Frisón ya es visible para el disfrute de vecinos y familias de La Cartuja Baja. Tras una inversión de 279.220 euros, financiada en su mayor parte por el convenio de la DPZ y ejecutadas desde los servicios municipales de Infraestructuras y Servicios Públicos, el parque cuenta ahora con una mejora en su pavimentación para facilitar la accesibilidad al parque, incluida una barandilla de rampa, la instalación de un circuito de calistenia sobre un recinto con arena de sílice y la creación de una pérgola central de estructura metálica con plantas trepadoras y una nueva zona de riego central.

Como implementación de esta actuación, a cargo del presupuesto municipal, y a través de la contrata de mantenimiento, el servicio de Parques y Jardines ha invertido 35.000 euros para instalar en el renovado Huerto Frisón un área de juegos infantiles sobre arena de sílice que contiene los siguientes elementos: un juego múltiple, una casita, un muelle, un columpio doble nido, un columpio nido y el vallado perimetral. Además, se han reubicado los bancos existentes en el parque.

La mejora del área de la Cartuja Baja en torno al parque Huerto Frisón, ubicado en el antiguo claustro, se ha completado con la peatonalización de las calles adyacentes Claustro y Mosén Labordeta, que contribuye a poner en valor este conjunto histórico artístico. La peatonalización de estos dos viales constituye la segunda fase de las obras de mejora de la accesibilidad que el área de Infraestructuras ha estado desarrollando desde febrero en La Cartuja Baja. Todas ellas forman parte del convenio de colaboración con la Diputación Provincial de Zaragoza y han supuesto una inversión de 154.862 euros.

La reforma de las calles Claustro y Mosén Labordeta ha consistido en sustituir las estrechas aceras y los bordillos para dar paso a vías de plataforma continua totalmente accesible. Además, se han renovado todas las tuberías y servicios que discurren por el subsuelo. También se ha instalado una fuente de agua potable en una de las esquinas del Parque Huerto Frisón.

La primera fase de obras permitió mejorar los accesos al parque Huerto Frisón desde las calles Pino y Concepción, rebajando bordillos y eliminando barreras arquitectónicas. Además en el andador Jerónimo Zaporta se colocó un pasamanos en la escalera y baldosas podotáctiles, se mejoró la accesibilidad en los pasos de peatones de diferentes calles y se amplió la acera de la calle José Ramírez junto a la parada del autobús.

Por otra parte, el pasado mes de agosto el área de Urbanismo finalizó los trabajos de acondicionamiento de la zona oeste de la antigua portería de la Cartuja Baja, lo que ha supuesto una inversión de 50.800 euros a cargo de los presupuestos municipales y que está previsto continuar con otra actuación de 25.000 euros para la consolidación y mantenimiento de la Celda del Prior.

Print Friendly, PDF & Email