Alfonso Guerra insta a los políticos actuales a no pactar con grupos anticonstitucionales

Guerra y Arenere, en un momento del Foro ADEA

La importancia de la Constitución, el auge de los nacionalismos regionales y de los extremismos o la autonegación de España han sido algunos de los temas que el vicepresidente del Gobierno entre 1982 y 1991, Alfonso Guerra, ha tratado este martes en un nuevo Foro ADEA. El que fuera mano derecha de Felipe González ha realizado un análisis de la evolución del país desde la transición hasta la actualidad.

El Hotel Hiberus de Zaragoza ha sido el escenario elegido para celebrar de forma presencial este nuevo encuentro organizado por los directivos aragoneses, contando con todas las medidas para garantizar la seguridad sanitaria, pero también se ha emitido de forma online, a través de la página web de la asociación que, en algunos momentos, ha alcanzado más de 147 personas conectadas, además de los 160 asistentes presenciales.

Ha comenzado el presidente de ADEA, Salvador Arenere, dando una calurosa bienvenida a Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón, al que ha agradecido su presencia, especialmente, y su buen hacer al frente del Ejecutivo. Para Arenere, Alfonso Guerra es «uno de los padres destacados de la Constitución» y, durante su presentación, ha ensalzado la importancia de su figura en la historia de la política española.

Durante su intervención, Alfonso Guerra ha incidido en la importancia de la Constitución como elemento unificador de España y sus ciudadanos, un documento que ha resistido “los embates más peligrosos”. Sin embargo, ha puntualizado que actualmente se “corre el riesgo de desandar lo caminado”, algo que “se agrava por la vuelta de los gobiernos autoritarios”. Por ello, considera que el texto debería revisarse. “Yo creo que reforma de la Constitución, no; reformas en la Constitución, sí. Que no es lo mismo. Esto permitiría actualizar algunos preceptos superados por el paso del tiempo y corregir algunos errores iniciales”, ha proseguido Guerra.

Alfonso Guerra, en el Foro ADEA

El político, muy crítico con la izquierda actual, también ha destacado la necesidad de recuperar y “expresar la fe en España” como forma de recuperar el sentido de patriotismo y la unión del país. “La izquierda no tiene el fuste que se necesita para desprenderse del síndrome del franquismo”, ha dicho Guerra, quien también ha promovido esta unión de España como forma de luchar contra los nacionalismos que “arrastran a todos al enfrentamiento” y pueden provocar la «destrucción de España por centrifugación».

En este sentido ha criticado que “los partidos constitucionales se afanan en llegar a acuerdos con aquellos que no lo son” y ha instado a los políticos actuales a no pactar con grupos anticonstitucionales. “Me atrevo a sugerir la conveniencia de que los partidos democráticos tengan como prioridad el acuerdo entre partidos democráticos antes que con los que no respetan las normas del Estado de Derecho”, ha declarado.

Tras la intervención de Alfonso Guerra, ha tenido lugar un turno de preguntas donde el invitado ha destacado el papel fundamental que ha ejercido el rey Juan Carlos I, ha remarcado que hay que hablar con la verdad, ha criticado a los impostores de la “izquierda de salón” o el modo de proceder en unas primarias, que “son plebiscitos y que tienen graves consecuencias como el cesarismo”, entre otras interesantes cuestiones.

No ha concluido la jornada sin resaltar Salvador Arenere el papel tan importante de la figura de Alfonso Guerra que, a pesar de no seguir en la política activa, ha seguido aportando su conocimiento y opinión a la sociedad en todos los temas de mayor preocupación en España.

A la jornada han asistido representantes de las instituciones y mundo directivo de Aragón, además del presidente de la Comunidad, Javier Lambán; el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada; el Justicia de Aragón, Ángel Dolado; los consejeros del Gobierno de Aragón Marta Gastón y Carlos Pérez Anadón; o los representantes de los patrocinadores del Foro ADEA, Antonio Lacoma (Ibercaja), Ignacio Navarro (Banco Sabadell), Gemma Bonet (Banco Santander), Ricardo Ger (CaixaBank), David Gutiérrez (Caja Rural de Teruel), Armando Mateos (Itesal), Ignacio Montaner (Endesa), David Álvarez (Deloitte), Míchel Castillo (Volkswagen Audi Zaragoza) y María Jesús Fuentes (Palafox Hoteles).

Print Friendly, PDF & Email