El Huesca suma su cuarto partido sin ganar y urge recuperar la confianza perdida

La S.D. Huesca no ha logrado vencer ninguno de sus últimos cuatro partidos. Foto: S.D.H.

Un punto de doce posibles y cuatro partidos consecutivos sin ganar es el balance de la Sociedad Deportiva Huesca en el último mes de competición. Después de caer ante Las Palmas, Real Oviedo y Lugo, los de Nacho Ambriz no lograron pasar del empate ante el Fuenlabrada. De hecho, los madrileños pudieron llevarse el triunfo y los oscenses deben recuperar la confianza perdida.

El propio Nacho Ambriz reconoció al término del partido que el Huesca no es el mismo que cuando empezó la competición. Le falta esa confianza que ha quedado mermada después de ver cómo el equipo ha sucumbido en tres de los cuatro últimos partidos que ha disputado. Esa confianza solo se recupera “a través de resultados”, como aseguraba el míster en la sala de prensa.

Del partido ante el Fuenlabrada hay detalles que no pueden pasar por alto. El conjunto oscense logró el empate por su solvencia en la propia portería, porque si el Fuenlabrada hubiese estado más atinado, se hubiese llevado el duelo. Una pérdida de Seoane, la posterior expulsión de Gaich y un disparo de Konate dejaban a los aficionados altoaragoneses en tensión por ver cómo estaba más cerca el 0-1 que el 1-0. Sigue faltando esa chispa que se debe recuperar ante la Real Sociedad B.

Lo cierto es que Ambriz reconoció que hay “preocupación”, aunque a continuación matizase que se trata más de una “ocupación”. El míster no se encuentra satisfecho porque, aunque el equipo corre y pelea, “no está fino”. De hecho, toda esta situación se resume en la declaración inmediatamente posterior: “No estamos como quisiéramos a estas alturas del torneo”. Es fundamental empezar a escalar puestos, porque el playoff ya queda a tres puntos y el ascenso directo a seis.

Para lograrlo, deben contagiar “desde dentro hacia fuera” a la afición oscense. Reenganchar al equipo es una de las claves para superar este bache con éxito y empezar a escalar posiciones hacia la zona de ascenso, y el míster es optimista. “Las cosas van a mejorar”, sentenció el entrenador altoaragonés.

Print Friendly, PDF & Email