Más de 260 personas han disfrutado de las rutas gastro-culturales por la provincia de Zaragoza

En el precio de las rutas estaba todo incluido: el transporte en autobús, guía acompañante, visitas guiadas y la comida en un restaurante de la zona

Más de 260 personas han disfrutado este verano de las rutas gastro-culturales organizadas por la Diputación de Zaragoza, que han recorrido más de una treintena de municipios de toda la provincia con un éxito de participación. Estas excursiones guiadas de un día combinaban patrimonio, cultura, gastronomía y paisaje, además de incluir el transporte, la comida, las visitas a empresas locales, degustaciones y entradas a los museos.

“Estamos encantados de los resultados obtenidos en este proyecto, que ha superado todas nuestras expectativas con un gran éxito en el número de participantes, aun teniendo en cuenta las circunstancias por el covid. La gente ha quedado fascinada de las maravillas que aguarda nuestro territorio y en prácticamente todas las rutas planteadas se han cubierto todas las plazas disponibles”, destaca la diputada delegada de Turismo de la DPZ, Cristina Palacín.

“Con estas diez excursiones, que han transcurrido por lugares tan atractivos como la zona de los Pirineos de la provincia de Zaragoza, el corazón de las Cinco Villas, el entorno del Moncayo o los secretos del cauce del río Ribota, perseguíamos el objetivo de acercar a los ciudadanos los muchos atractivos turísticos de Zaragoza provincia, y descubrirles su asombrosos rincones”, subraya Palacín.

La primera de las diez rutas, gestionadas a través de la empresa Viajar por Aragón, comenzó a finales de junio y, desde entonces, se han ido desarrollando todas las semanas hasta finalizar a principios de septiembre. Las excursiones han transcurrido por más de una treintena de municipios de toda la provincia y en ellas ha participado todo tipo de públicos, desde grupos de amigos, familias con niños o parejas, hasta personas que iban de forma individual.

En el precio de las rutas estaba todo incluido: el transporte en autobús de 20 plazas con guía acompañante, las diferentes visitas guiadas, la degustación de productos locales y la comida en un restaurante de la zona. Tuvieron un precio de 30 euros para menores de doce años y de 50 euros para los adultos. Con esta iniciativa se pretendía dar visibilidad a los municipios menos turísticos o conocidos, potenciando sus principales atractivos y dando proyección a las empresas locales como queserías, obradores, restaurantes o cervecerías.

Print Friendly, PDF & Email