Homenaje a las víctimas del terrorismo en Zaragoza: «Nos sentimos engañados, humillados y vilipendiados»

La AVT ha realizado una ofrenda floral en el lugar en el que ETA mató con un atentado a once personas en la Casa Cuartel de Zaragoza

Zaragoza ha recordado con una ofrenda floral a los asesinados por la banda terrorista ETA en la Casa Cuartel en un acto convocado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo. En el Parque de la Esperanza se han concentrado unas 300 personas, entre ellas una nutrida representación política, en protesta por los actos que se habían convocado hoy en el País Vasco para pedir la excarcelación del etarra Henri Parot.

Los asistentes han arropado a las víctimas del terrorismo con un emotivo acto en el que se ha guardado un minuto de silencio y en el que se han depositado flores en el lugar donde ocurrió el atentado en 1987, que ocasionó 11 muertos y 88 heridos.

La delegada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Aragón, Lucía Ruiz, superviviente de aquel trágico episodio, ha lamentado la humillación que supone la autorización de actos de ensalzamiento los terroristas.

“¿No es suficiente ver cómo se humilla a las víctimas y se ensalza a los terroristas en todas las concentraciones que lleva a cabo SARE todos estos años? Sinceramente, nos sentimos humillados, engañados y vilipendiados”, ha lamentado.

Entre los asistentes estaba la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que ha pedido un cambio en la ley para impedir que haya homenajes a terroristas. Arrimadas ha recordado a los seis menores y cinco adultos asesinados por Henri Parot en el atentado de la casa cuartel de la Guardia Civil.

“Una democracia debe impedir que se ensalce a los verdugos y no dejar de honrar a las víctimas”, ha apuntado y ha añadido que “por desgracia, en los últimos años, los verdugos son blanqueados y las víctimas son olvidadas”.

“No podemos permitir que se olvide a las víctimas, que se las vuelva a humillar y que encima tengamos que soportar que los socios de Sánchez, los que le mantienen en el poder, estén apoyando hoy que se puedan hacer homenajes a asesinos”, ha recalcado.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, se ha mostrado satisfecho de que en la capital aragonesa se respete la dignidad de las víctimas: “Podemos perdonar, pero no estamos dispuestos a olvidar lo que hizo en Zaragoza un asesino como Henri Parot, un monstruo, una persona sin sentimientos y que merece todo nuestro desprecio”.

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Zaragoza, Julio Calvo, ha criticado los actos de enaltecimiento del terrorismo programados en el País Vasco: “Son una clara anomalía antidemocrática. Son algo que consideramos insólito en cualquier país de nuestro entorno”.

En la concentración han estado presentes representantes políticos del Partido Popular, Ciudadanos, PSOE y Vox.

Print Friendly, PDF & Email