La DGA se reunirá con el Miteco en octubre para tratar el modelo de comunidades energéticas locales

La iniciativa permitiría generar valor añadido para beneficiar la implantación de industria y a los habitantes que deciden apostar por el medio rural

El impulso de las comunidades energéticas locales desde Aragón continúa por buen puerto. De hecho, este miércoles la DGA ha presentado al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico las observaciones a la consulta pública que ha abierto para elaborar la nueva normativa que regulará el ámbito del sector eléctrico. En este sentido, el Ejecutivo autonómico se emplazará en una reunión con el propio Miteco para intentar desarrollar dicha iniciativa pionera. El encuentro tendrá lugar -presumiblemente- a principios de octubre, según ha adelantado la consejera de Presidencia, Mayte Pérez.

“Ya nos hemos presentado al banco de pruebas con el objetivo de fomentar la I+D+i mediante proyectos piloto que estarán sujetos a normas especiales y tendrán excepciones respecto a la legislación anterior”, ha asegurado. Bajo el propósito de que Aragón lidere a nivel estatal el aprovechamiento in situ de los recursos energéticos renovables y consumir parte de la energía verde generada en el territorio, “se va a organizar una Comisión Mixta entre el Ministerio y nuestra Comunidad con el Instituto de la Energía (Idae) para ir consolidando el aprovechamiento”.

La iniciativa permitiría generar valor añadido para beneficiar la implantación de industria y a los habitantes que deciden apostar por el medio rural. Asimismo, haría posible descarbonizar la economía, reducir la factura de la luz, favorecer la implantación de empresas y asentar población en el territorio, puesto que el territorio aragonés se caracteriza por una elevada dispersión, una baja densidad de población, por disponer de un tejido productivo basado en pequeñas y medianas empresas, y por generar mucha más energía de origen renovable de la que consume. “Va a permitir las modificaciones normativas que se requieren para poder desarrollar proyectos que tenemos en marcha y requieren de normativa a nivel estatal. La intención del Miteco es plantear qué proyectos se pueden excepcionar en este momento de la norma vigente”, ha explicado Pérez.

Proyectos en futuras ubicaciones 

En Aragón existen iniciativas, algunas apoyadas por sectores industriales y promotores de energías renovables, como los proyectos en futuras ubicaciones, como podrían ser Andorra y Platea, en Teruel. Se ha presentación la constitución de un proyecto piloto de Comunidad Energética Local que podría llevarse a cabo en Aragón desde 2022 hasta 2030. También se está reivindicando que todas las centrales eléctricas del Pirineo, que supusieron la generación de energía para otras zonas industriales, “puedan incorporarse a este nuevo modelo energético una vez caducadas sus concesiones”.

El objetivo de esta iniciativa es hacer llegar las medidas propuestas en la legislación europea a territorios como el aragonés, caracterizados por una significativa despoblación, su potencial de producción de energía renovable y un bajo consumo interno en relación a su capacidad de producción.

La vinculación de infraestructuras de generación renovable a actividades industriales a municipios o agrupaciones de las mismas, reduciría notablemente el precio de la adquisición de energía por parte de los consumidores. Esto posibilitaría no solo consolidar la actividad industrial existente, sino fomentar el asentamiento de nueva industria de una forma distribuida, contribuyendo a combatir el reto demográfico.

El desarrollo de las comunidades energéticas locales y su integración con las redes de distribución cerrada habilitaría la creación de las propias comunidades, la atracción e implantación de nueva industria al lograr un suministro de energía eléctrica de origen renovable más barato y gestionable, y la incorporación de instalaciones agropecuarias o prosumidores.

Print Friendly, PDF & Email