Aragón proyecta una inversión de 56 millones hasta 2024 para ser referente en turismo de experiencias

Pese a la pandemia, Aragón ha superado este año su récord de pernoctaciones en julio y agosto

Posicionarse como un destino turístico sostenible, accesible, experiencial y de calidad. Estos son los pilares del Plan Aragonés de Estrategia Turística que ha trazado el Gobierno aragonés para los próximos cuatro años, y que proyecta una inversión global de 56 millones de euros, un 37% más al periodo 2016-2020. Una hoja de ruta que quiere poner en valor “todo aquello que nos hace únicos” como territorio y que incluye la implantación de “big data” para “anticiparnos a lo que desean los clientes”.

Un nuevo PAET que ha sido presentado este lunes, pero que ya incluye una importante cuantía de esos 56 millones para 2021, la mayor de los cuatro años en los que se alarga el Plan hasta 2024. Se produce, además, en un momento decisivo para el sector turístico, castigado duramente por la pandemia, pero que ya vislumbra brotes verdes para el futuro. “Aragón ha batido el récord de pernoctaciones en julio y agosto, superando el mejor año histórico que fue el 2019”, ha confirmado la directora general de Turismo, Elena Allué.

En este contexto, la sostenibilidad y la responsabilidad social se han erigido como las principales bases en las que se asentará este turismo, alineado con los 17 ODS. “Si queremos liderar el turismo interior de España, tenemos que estar a la vanguardia y excelencia de todas las políticas turísticas del futuro. Y esas pasan por la sostenibilidad, que debe estar de forma transversal en todas las políticas, por el conocimiento, inteligencia predictiva y la gestión de nuevos productos”, ha añadido Allué.

En concreto, una de las medidas contempla que todas las comarcas puedan contar con planes de sostenibilidad turística para “crear territorios auténticos”, que atraigan a esos turistas que buscan “salir fuera de la artificialidad que se repite en todos los territorios”. “Debemos aportar fondos a los territorios para que mantengan su autenticidad y ser líderes en esta material. Los documentos no son una guía o filosofía, sino que se deben materializar para mejorar las infraestructuras turísticas”, ha expuesto la directora general.

Las nuevas tecnologías y todas las posibilidades que ofrecen también se convertirán en referente para diseñar un turismo atractivo y adaptado a los gustos de los visitantes. El Departamento de Industria ya trabaja para crear un Observatorio del Turismo de Aragón, una figura que “nos dé los datos exactos, cuantificados, de perfiles, demandas y tipos de turistas”. “Si somos capaces de anticiparnos gracias al big data, podremos saber si de repente están viniendo más matriculas de holandeses que de franceses. Toda esa información te permite anticiparte y reprogramarte”, ha detallado Elena Allué.

Print Friendly, PDF & Email