ZeC denuncia la «doble discriminación» de las ayudas a la educación privada-concertada

Las ayudas están destinadas para cubrir gastos de actividades extraescolares o la compra de material escolar

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza ha denunciado la «doble discriminación» que suponen las ayudas otorgadas por el gobierno de Jorge Azcón a la educación privada-concertada y que suponen un desembolso de 500.000 euros de dinero público. Por un lado, discriminación en el acceso a estas, ya que únicamente pueden solicitarlas familias de la educación privada-concertada y quedan excluidas las familias de la escuela pública. Por otro, la relacionada con los baremos de acceso a las mismas, que son mucho más exigentes en el caso de la educación pública.

Así pues, una familia vulnerable de cuatro miembros que acuda a la educación privada-concertada y solicite estas ayudas para una actividad extraescolar o la compra de material escolar no puede superar los 1.977 euros mensuales de ingresos.

En cambio, una familia vulnerable de cuatro miembros que lleve a sus hijos a un colegio público no puede acceder a esta convocatoria y solo puede solicitar una ayuda de urgencia municipal para estos conceptos siempre y cuando no supere los 1.318 euros mensuales. Además, para acceder a la ayuda esta tiene que venir acompañada de un informe de servicios sociales, algo que no ocurre en el caso de las subvenciones de la privada-concertada.

Esto supone una diferencia de 600 euros menos que en el caso de la privada, es decir, en el momento que una familia que solicita estas subvenciones para la educación pública supera los 1.318 euros mensuales ya no se le concede la ayuda. En cambio, la familia que lo hace para la educación privada-concertada tiene más opciones de conseguirla porque su tope está dispuesto en los 1.977 euros.

Las ayudas de urgencia destinadas a infancia, la única vía a la que pueden recurrir las familias de la pública y que incluyen conceptos como el material escolar, actividades extraescolares o campamentos, alcanzaron las 2248 solicitudes en 2019, con un importe de 570.919 euros. Datos que, según la concejala de ZeC, Luisa Broto, “ponen de relieve el buen número de familias que, incluso antes de la pandemia, cuando la situación de los hogares no era tan mala como la actual, necesitaban contar con ayudas para cubrir estos gastos relacionados con la vuelta a las aulas”. Además, ha añadido que «podemos aseverar que en esta situación de 2021, donde ya hemos pasado la pandemia, evidentemente esta demanda se va a incrementar».

Por otra parte, según ha explicado la edil Luisa Broto, “no es cierto que existan programas o ayudas municipales de los que se excluya a los alumnos de la educación privada-concertada como la concejala Paloma Espinosa insiste en decir una y otra vez aún sabiendo que no es así”.

Por estas razones, desde la formación han anunciado su “total oposición a este doble rasero” y han exigido la extensión de estas ayudas en las mismas condiciones a los niños y niñas en situación de vulnerabilidad de la Escuela Pública.

Además, no hay novedades respecto al recurso que presentaron junto a otras formaciones políticas y otras entidades relacionadas con la educación. Un recurso que se presentó por «vía ordinaria como una demanda civil», ha recordado Broto, y que se lleva en orden a considerar que «esto vulnera los derechos de acceso en garantías de igualdad de los escolares zaragozanos». Ha dicho además que es algo que «compete exclusivamente al Ayuntamiento, porque estamos hablando solo de ayudas municipales». «Consideramos que es poner una barrera entre lo público y lo privado», ha sentenciado Broto.

Print Friendly, PDF & Email