El aforo de la Ofrenda será de 20.000 personas y el Ayuntamiento descarta los fuegos artificiales

La Ofrenda se realizará en tamaño reducido con la participación de 20.000 personas

No serán Fiestas del Pilar, será una semana cultural. Con esta premisa, la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, ha explicado que, tras la relajación de medidas anunciada por Sanidad, no alteran sus planes de realizar actividades culturales ya que todas las propuestas por el equipo municipal a la DGA han sido aceptadas. Las novedades: Ofrenda reducida con 20.000 personas de aforo y sin fuegos artificiales, ya que, según ha defendido Fernández, “sería un fin de fiestas”.

La relajación de medidas restrictivas contra el Covid-19 anunciadas esta mañana por la consejera de Sanidad, Sira Repollés, “se ajustan a las actividades culturales. No ha habido variaciones”, ha defendido la vicealcaldesa. También ha mostrado su alegría al levantamiento de alguna medida. “Todo lo que sea recuperar horarios y eliminar restricciones lo vemos de forma positiva porque entendemos que estamos a nivel sanitario en mejor situación”.

La actividad más esperada, la Ofrenda de Flores, se realizará en tamaño reducido con la participación de 20.000 personas. La vicealcaldesa recalca que “se está acabando de perfilar el acto” y que por ejemplo, la ofrenda individual habría que ver como se pudiese controlar. Otra de las medidas estrella de estos festejos son los fuegos artificiales que este año no llenarán el cielo de color.

“No hemos presentado propuesta de fuegos artificiales a Sanidad. Sería un fin de fiestas”. Además, la vicealcaldes defiende que en este tipo de actos es difícil controlar al público asistente.

También ha detallado que los Gigantes y Cabezudos también aparecerán, aun por cerrar, pero se espera que sea en un equipamiento municipal cerrado al estilo exhibición.

Print Friendly, PDF & Email