Más de 13.500 alumnos en Aragón comienzan Bachillerato, un curso marcado por la presencialidad

Este curso viene marcado por la presencialidad total gracias a la vacunación

Este lunes comienzan el curso escolar los 13.579 alumnos de Bachillerato en Aragón, un total de 779 más que el año pasado. Las aulas zaragozanas van a ser las más concurridas con 9.734 estudiantes. Les siguen las de Huesca con 2.499 y Teruel con 1.346 alumnos. Todos ellos arrancan las clases con presencialidad total, gracias a los buenos datos que ofrece la vacunación. Aunque el verdadero protagonista entre los estudiantes es el miedo a unos cursos decisivos para su futuro.

“Yo tengo miedo, no quiero empezar sinceramente”, ha dicho una joven que esperaba para entrar a su clase a las afueras del IES Pedro de Luna en Zaragoza. Al preguntarle a ella y sus amigas por el inicio de Bachillerato, otra chica ha comentado que ve el comienzo “con terror”. En cambio, hay otros estudiantes que son más positivos respecto a estos dos cursos que les esperan: “Meten mucho miedo con que va a ser muy difícil, pero la gente que ya lo ha pasado dice que no es para tanto”.

Y es que si hay algo que une a todos los alumnos es su esperanza en que Bachillerato “no sea tan difícil como dicen”. Además de su deseo por aprobar todas las asignaturas o, al menos, las máximas posibles. El objetivo de un joven que esperaba con su mochila en el Pedro de Luna es “pasar limpio y que no sea muy complicado”, quien también espera “que no me vuelva loco este año”. A parte de aprobar, es muy importante “tener buena nota”, tal y como ha apuntado uno de sus compañeros.

Las notas que saquen durante este primer curso ya serán decisivas para la nota final que consigan al acabar Bachillerato. Y aunque hay algunos que todavía están indecisos sobre qué harán después, otros lo tienen muy claro. Algunos se debaten entre una Formación Profesional (FP) o un grado en la universidad. Magisterio, Periodismo, Criminología o Derecho han sido algunas de las opciones más repetidas entre los alumnos, aunque el abanico es tan variado como estudiantes hay.

Un curso sin cambios, pero con medidas sanitarias

Este curso el currículum de las clases no sufrirá variaciones, por lo que será un año sin grandes cambios para los estudiantes. Eso sí, las medidas sanitarias siguen vigentes. Los espacios estarán ventilados, se guardará la distancia de seguridad y las mascarillas serán obligatorias, así como la higiene de manos.

Además, este curso viene marcado por la presencialidad total gracias a la vacunación. El grupo de entre 12 y 19 años alcanzaba ya el 56% de jóvenes con la pauta completa y más de 80% cuenta con la primera dosis. Así que se espera que no haya tantas cuarentenas como el año pasado, ya que además los contactos directos con un positivo que estén vacunados no tendrán que confinarse.

Print Friendly, PDF & Email