El TSJA cuestiona la constitucionalidad del segundo estado de alarma en Aragón

La sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón lo ha hecho público este viernes // Foto: Laura Trives

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha planteado una cuestión de inconstitucionalidad por el segundo estado de alarma en Aragón. En el procedimiento seguido frente a la instauración por el presidente del Gobierno de Aragón en octubre del año pasado del toque de queda y de los confinamientos perimetrales, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha hecho público este viernes un auto en el que los magistrados plantean cuestión de inconstitucionalidad frente al segundo estado de alarma.

El auto ha sido dictado por la Sala de lo Contencioso Administrativo después de que el pasado 17 de junio la Sala hiciera pública una providencia en la que se comunicaba a todas las partes personadas en el proceso y al Ministerio Fiscal su decisión de escuchar los razonamientos y argumentaciones sobre el posible planteamiento de una cuestión de inconstitucionalidad.

En sus contestaciones los recurrentes han manifestado su conformidad al planteamiento de la cuestión de inconstitucionalidad, la representación de la Administración del Estado se ha opuesto y el Gobierno de Aragón no ha hecho alegaciones al entender que la Sala aragonesa no es competente para enjuiciar el acuerdo del presidente de Aragón que es el acto recurrido.

Los magistrados, en los fundamentos jurídicos del auto, cuestionan en primer lugar que sea posible delegar a todos los presidentes de las Comunidades Autonómas y a los presidentes de Ceuta y Melilla, la gestión de este segundo estado de alarma. Argumentan las razones por las que se desestiman las alegaciones realizadas del Gobierno de Aragón y de la Administración del Estado y ponen de manifiesto las contradicciones existentes entre las normas legales dictadas.

Reiteran, por otra parte, que las medidas de toque de queda y confinamiento perimetral, (previstas en los arts. 5 y 6 del RD 926/2020 en la configuración dada por el RD 956/2020 y adoptadas en el Decreto del Gobierno de Aragón que se recurre en este procedimiento), constituyen una suspensión del derecho a la libre circulación (previsto en el art. 19 de la CE), que no pueden adoptarse en un estado de alarma.

Toque de queda: “Inviable para el desarrollo de los jóvenes”

Consideran los magistrados que nos encontramos “ante una medida grave, que limita muy severamente la libertad circulatoria y de movimientos, casi una tercera parte del día y que, para muchos colectivos, fundadamente los jóvenes, hace inviable un adecuado desarrollo de su personalidad (art. 10.1 de la CE), pues limita severamente sus relaciones sociales” y consideran que el confinamiento perimetral es tambien “una medida ablatoria del derecho a la libre circulación en sumo grado”. Por todo ello, y por “las dudas que genera a este Tribunal, la conformidad constitucional de estas medidas”, entienden que ha de ser el Tribunal Constitucional “el que determine si este tipo de medidas, son verdaderamente suspensivas del derecho a la libertad de circulación y no pueden adoptarse bajo un estado de alarma, o simplemente limitan el derecho, sin hacerlo irreconocible y por tanto admisibles, tal y como han sido configuradas”.

Lambán: “No podíamos esperar a veredictos de los tribunales”

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha valorado la decisión defendiendo que el virus “irrumpió de una manera tan brutal en nuestras vidas que tuvimos que ir tomando decisiones primero sanitarias y luego de orden público”. Ha añadido que “las decisiones había que tomarlas, no se podía esperar a veredictos de los tribunales”.

El presidente ha valorado su relación con el TSJA, “respetuosa desde el punto de vista institucional, pero discrepante muchas veces”. Finalmente, Lambán ha pedido indulgencia: “Todos hemos hechos cosas bien y todos nos equivocamos”.

Print Friendly, PDF & Email