El nuevo servicio de atención telefónica centralizada de Zaragoza sustituirá a la línea 900

El nuevo servicio empleará a personas con discapacidad

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado dos importantes contratos en la reunión celebrada este viernes. El primero de ellos es el servicio de atención telefónica centralizada para mejorar el acceso a los servicios sociales municipales que sustituirá a la actual línea 900 y empleará a personas con discapacidad, ya que solo podrán concurrir centros especiales de empleo. Además, se ha aprobado también el nuevo servicio de teleasistencia con el que se regulariza un contrato caducado desde 2016 y se introducen aplicaciones innovadoras para mejorar la atención a las personas mayores.

Los dos expedientes saldrán próximamente a licitación, por lo que se abrirá un periodo de presentación de ofertas. La previsión es que los contratos se adjudiquen en los próximos meses para que el servicio entre en funcionamiento a final de año.

La nueva central de atención telefónica mejora el acceso a los servicios sociales municipales mediante un contrato que estará reservado a los centros especiales de empleo. Con ello se busca un doble objetivo. Por un lado, mejorar la atención a los usuarios de los servicios sociales municipales y promover la integración laboral de las personas con discapacidad, colectivo que por su especial vulnerabilidad ha sufrido con gran intensidad los efectos de la crisis del coronavirus.

Saldrá a licitación con un presupuesto de 309.667,65 euros anuales y una duración de tres años, que podrán prorrogarse hasta dos años más. El nuevo contrato de servicio telefónico centralizado amplía significativamente los contenidos del anterior, siempre con la premisa de optimizar el trabajo social, que seguirá ejerciendo en exclusiva el personal municipal.

Igualmente, la plantilla municipal continuará desarrollando como hasta ahora las competencias de información, valoración, diagnóstico y orientación social. En concreto, se habilitará un único teléfono gratuito que dará servicio de lunes a viernes de 8.00 a 16 horas. No obstante, los ciudadanos podrán hacer uso de este servicio fuera de este horario gracias a la incorporación de la mensajería instantánea con que el que podrán hacer llegar sus consultas tanto en día laborable como festivo, y en cualquier momento del día.

Mediante estos canales la ciudadanía podrá consultar las prestaciones sociales y convocatorias municipales, aclarar dudas particulares de carácter administrativo o solicitar documentación, así como subsanar la presentada en el caso de que se requiera. Las funciones del centro especial de empleo serán la recepción y derivación de llamadas, la gestión de cita previa y otras labores de tipo administrativo como la respuesta a consultas generales acerca de prestaciones sociales, así como la solicitud de documentación para subsanar los trámites.

El servicio no solo centralizará el acceso a los centros municipales de servicios sociales de toda la ciudad y sus barrios rurales, sino también a otros recursos del Área de Acción Social y Familia como la Casa de las Culturas, la Oficina Técnica del Mayor y la Unidad de Atención a la Ciudadanía y Buenas Prácticas.

Teleasistencia

El nuevo contrato del servicio de teleasistencia saldrá a licitación tras su aprobación este viernes en Gobierno por un importe de 2.832.710,40 euros anuales (IVA incluido), lo que supone un incremento presupuestario del 21%. Este aumento obedece a la apuesta del Gobierno de Zaragoza por reforzar los servicios sociales municipales y, en particular, mejorar la atención a las personas mayores y dependientes. La duración inicial del contrato será de tres años, con dos posibles prórrogas anuales.

Con este incremento, se aumentará también en 400 personas el número de nuevos usuarios hasta llegar a las 11.700 frente a las 11.291 actuales. El contrato además dotará de seguridad jurídica a este servicio, dirigido a la atención de personas con problemas de movilidad o dificultades cognitivas, casi todas de edad avanzada y muchas de ellas en situaciones de soledad o en riesgo de aislamiento social.

El objetivo es atender de manera urgente cualquier emergencia que sufran en su domicilio, así como realizar un seguimiento de su situación, facilitar su autonomía personal y posibilitar su estancia en el hogar y en su entorno social.

El servicio de teleasistencia se presta a través de una línea telefónica que permite a los usuarios ponerse en contacto con el centro de atención durante las 24 horas del día y los 365 días del año. De este modo, son atendidos de manera inmediata por personal específicamente preparado, que moviliza los recursos necesarios de acuerdo a cada situación.

Una de las novedades será la extensión de la atención, al menos, 3.300 convivientes de personas usuarias. Estos convivientes no tienen concedida la prestación pero, al residir en el mismo domicilio que una persona que sí que cuenta con servicio de teleasistencia, podrán también ser atendidos en caso de emergencia. Se trata de una prestación adicional que la actual concesionaria ya realiza como mejora voluntaria en un buen número de casos, pero que el nuevo contrato extenderá y consolidará como condición obligatoria.

Además, se incorpora un servicio adicional de teleasistencia móvil a un mínimo de 50 personas. Esta prestación excepcional se dirige a personas que suelen rotar su domicilio, dentro del municipio de Zaragoza, por necesidades de atención. Y también se garantizará la accesibilidad del servicio para personas con discapacidad, mediante dispositivos o recursos adaptados a sus diferentes necesidades.

La empresa concesionaria también deberá colaborar con la Policía Local en la atención a personas mayores que sufran emergencias domiciliarias, aunque no sean usuarias del servicio.

Pabellón multiusos de Miralbueno

Por otro lado, el Gobierno de la ciudad ha adjudicado el contrato de acondicionamiento del pabellón multiusos de Miralbueno por 798.708,48 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de ocho meses a la empresa Construcciones Iberco.

La superficie construida de este equipamiento es de 1.589 m2 en planta baja. El proyecto de acondicionamiento aprobado este viernes contempla nuevos elementos para el pabellón, además de camerinos, una sala polivalente y dos almacenes, así como el traslado de las áreas de aseos para el público. Además, se harán mejoras en las condiciones de evacuación del edificio, en la accesibilidad, en la prevención frente a incendios, en la cubierta y en el edificio de aseos. Para ello se demolerán los elementos que ocupan el patio dejándolo diáfano.

Print Friendly, PDF & Email