Opel suspende indefinidamente el turno de noche afectando a 600 trabajadores

A esto se suma el cierre del almacén de repuestos durante el primer trimestre de 2022

Opel suspenderá el turno de noche a partir del día 4 de octubre y sin fecha de regreso. El motivo reside en la complicada situación que está viviendo el sector del automóvil debido a la falta de semiconductores o microchips y que afecta a la producción a nivel internacional. Unos 600 trabajadores se ven afectados por esta suspensión y tendrán que ser recolocados en los turnos de mañana y tarde, por lo que es una decisión que al final concierne a toda la plantilla.

“El turno de noche se suspende, no se elimina”, ha apuntado el presidente del comité de empresa de Opel, Rubén Alonso, este jueves, quien ha añadido que esto durará “hasta que se recupere la situación con normalidad”. En cuanto a los trabajadores, el presidente ha afirmado que “nadie va a perder su puesto de trabajo”, por lo que la opción resultante es recolocar a los 600 empleados en otros turnos e incluso trasladarlos a otras plantas por el momento. “Es una triste noticia”, se ha lamentado Rubén Alonso.

Esta noticia llegará a lo largo del día de hoy a toda la plantilla, resaltando que “no es un problema de la planta en concreto”, sino que viene ocasionado por el tema global de los semiconductores.

A esto se suma el comunicado que hacía la empresa ayer, miércoles 8 de septiembre, de que el almacén de repuestos de la planta de Figueruelas cerrará durante el primer trimestre de 2022, lo cual supondrá la reubicación de otros 49 trabajadores. En este caso la clausura viene motivada por la fusión entre el grupo PSA y FCA, ya que quieren que los almacenes sean más eficientes, tal y como ha explicado el presidente del comité. “Se ha prescindido del almacén de Zaragoza, pero solo de la actividad, no de los trabajadores”, ha apuntado Rubén Alonso.

Los 49 empleados afectados se empezarán a trasladar “de aquí al primer trimestre de 2022”, antes del cierre total, el cual se producirá de manera paulatina. “Poco a poco se dejará de producir actividad”, ha dicho el presidente.

“Dos noticias tristes en dos días”, ha concluido Rubén Alonso, quien también ha afirmado que “la situación no se está normalizando tan fácilmente como esperábamos”. Y es que hay que recordar que la planta ha sufrido en las últimas semanas varios parones en su producción por la falta de semiconductores, afectando a los 5.000 trabajadores que forman la plantilla de Figueruelas.

Print Friendly, PDF & Email