Detenida la directora de dos centros deportivos por llevarse de la caja 60.000 euros

La mujer dijo haber olvidado 39.000 euros en un taxi

La directora de dos centros deportivos de Zaragoza ha sido detenida por la Policía Nacional al descubrir que había robado 60.000 euros de las cajas de estos espacios municipales. Una vez que se vio acorralada por las desapariciones de dinero, la mujer presuntamente fingió un robo en un taxi cuando, según alegó, iba al banco a ingresar esa cantidad. La denuncia que interpuso ella, inició la investigación.

El Grupo de Hurtos tuvo conocimiento a través de una denuncia interpuesta en junio del año en curso en la que una mujer decía haber olvidado la cantidad de 39.000 euros en un taxi. Los investigadores se entrevistaron con la denunciante preguntándole el motivo por el que llevaba esa gran cantidad de dinero, manifestando que era la recaudación de trece meses de los dos centros deportivos que gestionaba como directora. La ahora detenida explicó a los agentes que su casa era más segura que la oficina y que debido a la pandemia no había podido ingresarlo en el banco. También afirmó que como consecuencia de esta pérdida había sido despedida de su puesto de trabajo.

Los agentes procedieron a ponerse en contacto con las Asociaciones de Taxi que operan en Zaragoza para poder recabar toda la información posible del taxista que recogió a la denunciante, siendo todas las gestiones infructuosas.

Además contactaron con la directora de la empresa que tenía contratada a esta mujer, quien les manifestó que habían procedido a su despido porque al parecer se habría apropiado de la cantidad de 60.000 euros, proveniente del dinero de caja que tenía que haber ingresado en la cuenta bancaria de la empresa, así como de dinero destinado para sufragar gastos y que su empresa estaba recopilando toda la documentación para interponer la correspondiente denuncia contra ella.

Según contaba la empresa contratante, ya que estos centros deportivos municipales son de gestión privada, se comenzó a sospechar de su empleada al poner ésta excusas de forma continuada para justificar el no haber ingresado periódicamente el dinero correspondiente, llegando al verse acorralada a alegar haber olvidado una gran cantidad en efectivo en un taxi al ir a realizar el ingreso en el banco.

Una vez aportada toda la documentación de la empresa que justificaba las cantidades económicas no ingresadas por parte de su empleada, entre Enero de 2020 y junio de 2021, funcionarios del Grupo de Hurtos procedieron a localizar y detener a esta persona, una mujer de 34 años, como presunta autora de un delito de apropiación indebida. Fue detenida horas después puesta a disposición del correspondiente Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien decretó su puesta en libertad tras oírla en declaración.

Print Friendly, PDF & Email