La vuelta al cole llega con presencialidad y medidas flexibilizadas gracias a la vacunación

Este curso los vacunados que sean contacto estrecho con un positivo en Covid-19 no tienen que pasar cuarentena

La vuelta al cole llega de nuevo inmersa en una pandemia, aunque es muy diferente del curso anterior. Y es que, pese a que las mascarillas siguen siendo obligatorias, las medidas se han flexibilizado y la vacunación ayudará con creces a que estos meses los centros educativos sean uno de los lugares más seguros. Además, el objetivo es garantizar la presencialidad y recuperar las actividades extraescolares. En cuanto al comedor y a las aulas de madrugadores, están en marcha desde el primer día de la vuelta al cole.

“Este debe ser un curso de transición hacia la normalidad”, ha indicado el consejero de Educación, Felipe Faci, este miércoles con el comienzo del nuevo curso 2021-22. También ha recordado que, contra toda previsión, los centros educativos han sido un lugar de “preservación de la salud” y que “ha habido un porcentaje de contagios de en torno al 4%, mientras que en el ámbito social superaba el 20%”.

Asimismo, se prevé que este año los colegios sean incluso más seguros debido a la vacunación. Más del 80% de los alumnos entre 12 y 19 años tienen ya la primera dosis, mientras que el 50% tiene la pauta completa. Porcentaje que ascenderá al 100% a lo largo de este mes. En cuanto al profesorado, un 94% está vacunado. El 6% restante es “insignificante y no nos debe preocupar excesivamente”, ha dicho el consejero de Educación.

Este curso los vacunados que sean contacto estrecho con un positivo en Covid-19 no tienen que pasar cuarentena, por lo que “los alumnos y el profesorado que vaya a estar en cuarentena será mucho menor que el curso pasado”, ha señalado Felipe Faci. Además, ha añadido que “durante el pasado curso triplicamos el número de sustituciones del profesorado debido no tanto a los contagios, sino a las cuarentenas”.

De esta manera, desde el Departamento de Educación, trabajando conforme a Sanidad, quieren garantizar la presencialidad “en todas las etapas, en todas las enseñanzas y en todos los cursos”, según ha explicado Faci. Otro de los principales objetivos es recuperar los espacios educativos que se perdieron el año pasado como bibliotecas, gimnasios, talleres o laboratorios. Además de estos lugares, también es “fundamental” rescatar las actividades extraescolares y las aulas de madrugadores, aunque estas últimas están disponibles desde el inicio del curso, igual que los comedores, con protocolos específicos.

La mascarilla por su parte sigue siendo obligatoria, tanto en interior como en exterior. Aunque actualmente no hace falta llevarla en espacios al aire libre, se ha decidido que los alumnos las lleven en el patio de recreo debido a la interacción que tienen allí unos con otros, tal y como ha detallado Felipe Faci.

Apuesta por la escuela rural y la Formación Profesional

Durante este curso se va a reforzar la escuela rural y la Formación Profesional (FP). Según el consejero, “la escuela rural es una prioridad para este gobierno”. Así, ha expuesto que en Aragón hay más de 40 aulas que solamente tienen entre tres y seis alumnos. El 17% de la población escolar viven en municipios de menos de 3.000 habitantes. A todos estos estudiantes se les destina el 30% del presupuesto de personal, “un esfuerzo importante que estamos haciendo porque es necesario”, ha subrayado Felipe Faci. También ha manifestado que “la escuela es un motor de desarrollo de la actividad de los municipios”, sobre todo de los más pequeños, y que “ayuda a mantener otros servicios que giran en torno a ella”.

En cuanto a la FP, el objetivo es poner “el foco en la cualificación para buscar la mejor empleabilidad de nuestros alumnos, de nuestros ciudadanos”, ha destacado Faci. El Departamento de Educación está trabajando con las organizaciones empresariales para hacer una oferta formativa que esté vinculada a las necesidades productivas de Aragón.

En 2015 no había más de 20.000 estudiantes de FP, mientras que el año pasado fueron 26.000 alumnos y este curso se espera superar ese número “porque no solamente hemos puesto en marcha nuevos ciclos formativos relacionados con diferentes sectores como la agroindustria, la logística, etc., sino que también hemos puesto en marcha diez nuevos cursos de especialización”, ha contado el consejero. Estos cursos se realizan después del grado superior y se especializa a los estudiantes en una cualificación que va ligada aun sector, unas actividades y unas empresas en concreto. Este año están vinculados con la ciberseguridad, con el Big Data o con la Inteligencia Artificial. “Queremos que Aragón sea un referente a nivel de cualificación y empleo”, ha apuntado Felipe Faci.

Print Friendly, PDF & Email