Barracones, patios más pequeños o solo una persona en secretaría: protestas en el inicio de curso

La comunidad educativa del IES Picarral se ha concentrado esta mañana en las puertas del centro

Inicio de curso en los colegios aragoneses. Una agridulce vuelta a la mayoría de centros exceptuando unos pocos que han aprovechado este primer día para reclamar mejoras en sus aulas. Uno de ellos es el colegio María Zambrano en el barrio de Parque Venecia, donde casi la totalidad de los padres han decidido hacer huelga y no llevar a sus hijos al día de bienvenida. Otro centro como el IES Picarral ha aprovechado su día de presentación para denunciar la falta de equipamientos que tiene el instituto.

Es en el sur de Zaragoza donde más concentraciones se han realizado esta mañana. En el colegio María Zambrano, en el barrio de Parque Venecia uno de las áreas con mayor natalidad los alumnos de infantil aprenden en un rectángulo de aulas prefabricadas con un patio. Un colegio que acoge a casi 300 alumnos. Las madres y padres con hijos en el centro denuncian que “no hay espacio adicional para el alumnado. No tenemos sala Covid ni aula de desdoble ni sala de profesores, solo las doce aulas en las que tienen que colocar material en los baños porque no hay espacio”.

Una de las portavoces del AMPA del colegio, Noemí Corbatón, explica que los dos grandes problemas del centro son que “las infraestructuras temporales no tienen las condiciones que deberían”.

Las madres y padres del centro también denuncian que los niños juegan en un patio que, a pesar de haber crecido en casi 100 alumnos más, ha visto reducido su espacio para la integración en el área de dos aulas más.

En el colegio Ana María Navales de Arcosur, los niños han llevado una camiseta como protesta en la que rezaba “mi primer día de sin cole”, con el “de” tachado. En una nota de prensa, los padres y madres denuncian que “este colegio comienza su segundo año escolar sin ubicación, ya que su colegio está en trámites de licitación para su ansiada y necesaria construcción”.

En el IES Picarral, al norte de la ciudad, la comunidad educativa del centro se ha concentrado esta mañana a las 12.00 horas para reclamar mejoras en el equipamiento de sus aulas. Su director, Juan Pedro Serrano, ha explicado que el centro tiene “obras cada año al inicio del curso”.

“Nunca hemos tenido un inicio de curso normal”, denuncia. Además de la falta de material en varias de sus aulas, el director señala la carencia de personal no docente como otro de los grandes problemas del centro.

“Tenemos una dotación de personal no docente muy escasa. Tenemos más de 600 alumnos y solo una persona en secretaría, dos personas de limpieza o dos conserjes. Un centro en el que hay tanta gente trabajando tenemos que hacer funciones que no corresponden a nuestro cargo”, ha finalizado el director.

Print Friendly, PDF & Email