Zapater confía en el equipo y promete que será “muy difícil” ganar al Real Zaragoza

Alberto Zapater, en su intervención durante la visita a Saphir. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

Encontró el camino de la victoria el Real Zaragoza ante el Alcorcón y supo lo que es inaugurar la casilla goleadora. El conjunto maño volvió a dar una buena imagen, esta vez acompañada de un resultado alegre: 1-2 en Santo Domingo. Ha sido el capitán, Alberto Zapater, el que ha comparecido en la visita del equipo a las instalaciones del Grupo Saphir, patrocinador del club a través de Green Botanic Pharmacie. “Tenemos buen equipo y, si cogemos buena dinámica, va a ser muy difícil ganarnos”, ha asegurado.

Después de un comienzo en el que se veía más fútbol que resultados, el conjunto maño volvió a vencer, pero el capitán notó que en cualquier momento llegaría el triunfo. “He visto cosas y señales de que somos un equipo competitivo, que es difícil ganarnos”, ha insistido. Eso sí, reconoce que había cierta “ansiedad y nerviosismo” hasta que se logró sumar de tres. El triunfo era necesario para el equipo y para la afición, siempre es bonito y da alegría. Ahora hay confianza en que esta victoria “sea la primera de muchas”.

El gol del empate llegó, además, de una jugada marcada por Zapater. El cuerpo técnico ya había analizado este tipo de jugadas, y en este caso, el capi apostó por la sorpresa… a pesar de no tenerlo claro. “Ensayamos amagar y dársela al delantero, pero era reacio porque creo que hay que tirar porque se puede hacer gol”, ha justificado en su intervención. Hicieron falta fotocopias y análisis a los jugadores para convencerles de que era posible la jugada, y en este caso, Zapa fue a por ello. “Vamos a hacerla”, se dijo para sus adentros.

Se acercaron Eguaras y Álvaro y le preguntaron qué iba a hacer únicamente por saber cómo ubicarse. “Dije que iba a tirar porque estaba uno del Alcorcón al lado, pero cuando se fue, les dije que iba a hacerla”. Manos a la obra entonces. Nano y Álvaro se ubicaron, pero al primero le cubrieron. La idea era dársela a Álvaro, zurdo, que podía pegar de primeras. Fue en el último suspiro cuando surgió la posibilidad de dársela a Íñigo. “Por suerte el control es perfecto y acabó en gol”, ha explicado el cincovillés.

Ahora hay que seguir mirando hacia arriba, y más teniendo en cuenta que la pomada “a veces son diez puntos de diferencia”. Y eso, el Real Zaragoza no lo vio hasta el año pasado hasta diciembre. “Parecía que los empates era perder, y creo que tenemos que valorarlo. Diez partidos empatando son 10 puntos, y con victorias es más fácil de asumir”, ha sostenido el de Ejea. Por lo tanto, “punto a punto se puede estar en la pomada”, aunque reconoce que prefiere mirar “día a día”.

Visita a Saphir

El conjunto maño ha visitado las instalaciones de Grupo Saphir, al que han acudido varios directivos y personal del club, así como el míster, JIM, y varios jugadores. El presidente de la entidad, Christian Lapetra, ha recalcado la importancia de seguir trabajando “de la mano” estos años. Así, la empresa beneficia al Real Zaragoza con su patrocinio y el Real Zaragoza les da visibilidad al ser “el séptimo equipo más visto en televisión de toda España”.

Print Friendly, PDF & Email