Vox llevará al Pleno la elaboración de un plan integral para el futuro del sector de la nieve

Para Vox, la estación de Candanchú es un motor que debe permitir a los agentes económicos continuar con la generación de riqueza y empleo para el Valle del Aragón

El grupo parlamentario Vox en Aragón llevará al Pleno de esta semana dos proposiciones no de ley correspondientes con el sector de la nieve y la política lingüística en la Comunidad. En lo relativo a la primera, la formación propone la elaboración de un plan integral para el sector -haciendo hincapié en la apertura de Candanchú- de cara a la próxima temporada que aporte “certidumbre y confianza”. En lo referente a la segunda cuestión, pide a la DGA la supresión de la Dirección General de Política Lingüística y trasladar sus funciones a la Dirección General de Patrimonio.

Para el portavoz de Vox, Santiago Morón, la estación de Candanchú es un motor que debe permitir a los agentes económicos continuar con la generación de riqueza y empleo para el Valle del Aragón. “Reclamamos al Gobierno de Lambán que tome la iniciativa con todos los medios a su alcance con el fin de que el Consejo de Administración de la estación modifique su decisión de no abrir”, ha expuesto. El grupo político responsabiliza directamente al Ejecutivo autonómico de las “pérdidas millonarias” del sector en el ejercicio anterior, de la falta de ayudas públicas y de la incertidumbre que generaron respecto a la posibilidad de abrir las pistas “con los arbitrarios cierres perimetrales que se dictaron”.

En este sentido, Morón ha confirmado la presencia de la formación en la manifestación convocada por vecinos, alcaldes y afectados que tiene lugar este mismo martes en Jaca con el propósito de reclamar una implicación del Gobierno de Aragón “en la búsqueda de soluciones que amenazan la ruina de muchas familias”.

Política lingüística 

En cuanto a la PNL que corresponde con la política lingüística en Aragón, Vox pretende que se respete el mandato del Estatuto de Autonomía de protección del patrimonio lingüístico. El grupo cree que el Instituto Aragonés del Catalán no cumple con la protección de las lenguas ni modalidades lingüísticas de la zona oriental y, por consiguiente, “es contrario al respeto, convivencia y entendimiento recogidos en el Estatuto de Autonomía de Aragón”.

A su vez, en el caso del Instituto del Aragonés, defienden que no se recoge la protección de las fablas y modalidades lingüísticas del Alto Aragón y que “trata de homogeneizar en una neolengua de una forma artificial una serie de fablas que realmente no constituyen una entidad como una lengua propia”. “En Vox no estamos dispuestos a que partidos separatistas catalanes y partidos afines acaben con el patrimonio lingüístico de Aragón y usen la enseñanza como caballo de Troya del delirio independentista de los países catalanes”, ha remarcado Morón.

Por estas razones, desde Vox proponen la supresión de la Dirección General de Política Lingüística y trasladar sus funciones a la Dirección General de Patrimonio, además de la eliminación del Instituto del Aragonés y del Instituto Aragonés del Catalán.

El nuevo curso político 

En otros términos, Morón ha adelantado algunas de las iniciativas que tiene pensadas su formación para el nuevo curso político. En el ámbito sanitario, considera necesaria la adaptación de los servicios a las necesidades actuales a través de propuestas encaminadas a la reforma de la atención primaria, dotándola de medios y recursos suficientes para poder llevarla a cabo.

Asimismo, ha recalcado que exigirán al Gobierno autonómico la aceleración en el pago de prestaciones tanto a empresas como a particulares. Reducir el gasto superfluo y disponer de más recursos para poder mejorar servicios públicos de calidad, así como disminuir impuestos en aras de recuperar el tejido productivo, son otras de las pretensiones que persigue Vox.

Subida en la factura de la luz 

En última instancia, Vox no ha querido dejar a un lado el tema relacionado con la subida de la factura eléctrica a nivel nacional. “Abogamos por una disminución de los impuestos que gravan el consumo de la electricidad y por una modificación de la política energética”, ha manifestado el portavoz, que califica la situación de “nefasta”.

“Se podría decir que dos tercios de la factura de la luz son peajes e impuestos, es decir, que el Gobierno podría reducir en más de un 60% el coste de la factura de la luz”, ha explicado. En lo relativo a la política energética, “consecuencia del trabajo llevado a cabo por PP y PSOE durante los últimos 40 años”, Vox cree que ha conducido a una transición verde “acelerada” que ha dejado a comarcas arrasadas y a una “falta de autosuficiencia energética”.

Print Friendly, PDF & Email