Récord histórico en Aragón con más de 34.000 personas dependientes beneficiarias de ayudas

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha batido en agosto el récord de personas dependientes atendidas en Aragón con un total de 34.037 beneficiarios tanto de prestaciones como de servicios. Por lo tanto, actualmente el número de dependientes atendidos por la DGA supone más del doble del que había en 2015, cuando se alcanzaron los 16.814 atendidos. Para la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, el refuerzo de los recursos humanos (como mínimo durante los próximos dos años), así como la agilización en el proceso de tramitación de expedientes y el esfuerzo económico, han sido pilares fundamentales para poder impulsar esta cuestión.

La responsable en materia ciudadana, visiblemente contenta por este dato histórico, ha hecho también hincapié en que durante los meses de julio y agosto se ha reducido hasta un 38% (2.239 menos) el número de personas con el grado de dependencia reconocido y a la espera de PIA (programa individual de atención que incluye prestaciones y/o servicios), el denominado “limbo” de la dependencia. Así, mientras que en 2015 el porcentaje de dependientes que esperaban prestación y/o servicio era del 46%, en la actualidad es solo del 9,5%.

Asimismo, la consejera ha matizado que la mayor prioridad ha pasado por atender a los grandes dependientes (grado III), de los que el 94% ya reciben prestación o servicio. En el caso de los dependientes con grado II (dependencia severa), el porcentaje se sitúa en el 92%, mientras que el de los de grado I (dependientes leves o moderados) se establece en el 85%. “Una vez más, podemos decir que creemos en la Ley de Dependencia y que el Ejecutivo autonómico está comprometido con las personas, sobre todo con las más vulnerables”, ha puntualizado.

Prestaciones o servicios 

Dentro del catálogo de prestaciones y servicios para dependientes, el programa de Promoción de la Autonomía Personal (PAP) ha contado con 588 usuarios, dependientes leves o moderados (grado I y II). Asimismo, se benefician del servicio de teleasistencia 3.409 personas. Del total de dependientes atendidos, 4.825 disponen del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) y 1.582 son usuarios de centros de día (CD). A ellos hay que sumar los 3.549 que cuentan con una plaza residencial. Por otro lado, reciben prestaciones vinculadas al servicio (dinero destinado a pagar una residencia o centro de día) un total de 5.505 personas, y prestaciones por cuidados en el entorno familiar 17.745.

Por su parte, la gerente del IASS, Noelia Carbó, -que ha acompañado a Broto- ha expuesto que los avances conseguidos se han dado gracias a “la simplificación administrativa, la reducción de trámites y el cambio de la aplicación informática, con mucho esfuerzo, sobre todo durante la pandemia”. “Estas decisiones han sido vitales para reducir las esperas y poder llegar a los datos actuales”, ha expresado, antes de afirmar que “tenemos claro que nadie debe quedarse atrás, pero también debemos poner un mayor esfuerzo en quienes más lo necesitan”.

Por provincias

En las tres provincias aragoneses ha aumentado el número de dependientes atendidos durante el verano. En Huesca se ha incrementado en 110 el número de personas atendidas (en total, 9.724) a lo largo de julio y agosto. Mientras, en Teruel, se han incorporado al sistema 136 dependientes (en total hay 4.047). Sobresale el esfuerzo desplegado en Zaragoza, donde ha aumentado el número de personas en 2.076, con un total de 20.266 atendidas.

En última instancia, Broto ha querido agradecer la “enorme labor” del anterior gerente del IASS, Joaquín Santos, que no ha podido continuar en el cargo por motivos de salud. Además, no ha querido olvidarse tampoco de todos los trabajadores implicados en la gestión de la Ley de Dependencia por el esfuerzo realizado a lo largo de estos años.

Print Friendly, PDF & Email