Huesca mejora sus colegios públicos con más de 70 actuaciones antes del nuevo curso

Visita del alcalde de Huesca al CEIP Pío XXII

El Ayuntamiento de Huesca ha llevado a cabo durante este verano 71 actuaciones de mantenimiento en colegios públicos del municipio y este mes de septiembre pretende realizar otras siete. Una labor difícil de cuantificar económicamente, sostienen desde el Consistorio, ya que son las brigadas municipales las que acometen estos trabajos, asumiendo el coste de los materiales necesarios.

Se trata de una actuación que se enmarca en el objetivo de contribuir al buen estado de estos centros entendiendo su importancia para el conjunto de la ciudadanía. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha incidido en que el Ayuntamiento asume estas actuaciones porque “la educación pública es un deber y una responsabilidad de todos y, por tanto, desde las instituciones públicas debemos velar para que ofrezcan el servicio en las mejores condiciones posibles”.

Este mes de septiembre, el Consistorio habrá acometido un total de 75 actuaciones de mantenimiento que solicitaron los CEIP Pirineos Pyrénées, CEIP El Parque; CEIP Sancho Ramírez; CEIP Alcoraz; CEIP Pedro J. Rubio; CEIP Pío XII y los colegios San Vicente y Juan XXIII antes del verano. Se trata de labores de albañilería, electricidad y alumbrado; fontanería y calefacción; pintura; carpintería; limpieza; herrería; cerrajería y desagües, sumideros y cubiertas.

Entre las actuaciones más destacadas, se encuentran las actuaciones realizadas en uno de los patios del CEIP Pío XII para su adaptación a la nueva aula de 2-3 años con la que cuenta el centro para este nuevo curso 2020/2021. Además, se ha llevado a cabo la sustitución del vallado perimetral del patio.

Asimismo, la sustitución del pavimento deportivo del Polideportivo del CEIP Alcoraz ha sido otro de los hitos que percibirán las familias usuarias de este centro tras una inversión cercana a 150.000 euros. El suelo de caucho del Pabellón Alcoraz llevaba 19 años instalado y ya presentaba problemas de bolsas e irregularidades. Se trató de subsanar al principio este problema reparándolo, pero aún así no cumplía con las características necesarias para un suelo deportivo, ya que no se podía botar balones y, sobre todo, podía constituir un problema de seguridad para los niños y jóvenes que lo usaran porque podían tropezar. Por ese motivo, se ha sustituido por un pavimento con un sistema Bublat 52 con absorción de impacto integrada.

Las brigadas municipales también están instalando un arenero en el colegio Juan XIII o el arreglo del tejado de San Vicente con un coste de 14.000 euros.

El concejal de Servicios Generales y Medio Ambiente, Roberto Cacho, ha agradecido la disposición de los trabajadores de las brigadas municipales de Servicios Generales, Limpieza Viaria y Parques y Jardines para realizar estas tareas y ha señalado que “el inicio de curso es una fecha muy significativa en la vida de la ciudad y el Ayuntamiento toma como una prioridad el hecho de que todo esté a punto para que los niños y niñas encuentren sus centros en perfecto estado”.

Print Friendly, PDF & Email