En rebajas me vuelvo como loca y me gasto más de lo que puedo, ¿hay alguna forma de vencer estos impulsos?

Las rebajas son todo un clásico en nuestra sociedad y, por tal motivo, en el comportamiento del que consume hay un componente social importante, una presión social que nos lleva a comprar porque es lo que procede en esa temporada del año. Sin embargo, la conducta de comprar no debe verse como algo negativo, lo realmente dañino es cuando se pierde el control.

Para no caer en esta conducta impulsiva, es importante anticiparse a este periodo y llevar a cabo una serie de pautas. Haz un listado de las cosas que quieres comprar y lo que estarías dispuesta a pagar por cada una de ellas, así te permitirá hacer una valoración más exacta. Fija un presupuesto global previamente a realizar las compras, teniendo en cuenta el listado de tus necesidades. Lleva contigo el dinero en efectivo estipulado y déjate la tarjeta de crédito en casa para evitar incrementar la compra. Intenta ir acompañada con una persona de confianza, que pueda ponerte límites en caso de querer excederte.

Mi consejo: La compra impulsiva buscar satisfacer ciertas necesidades emocionales. Piensa qué cosas puedes hacer para sentirte mejor que no impliquen un gasto económico. Seguramente encuentres alternativas que no conlleven consumir y te permitan lograr de forma más duradera cubrir tus necesidades.

Print Friendly, PDF & Email