El Ebro logra una victoria vital ante el Badalona en el primer choque de la temporada (2-0)

Los arlequinados se estrenan con buen pie. Foto: C.D. Ebro

El CD Ebro ha empezado la Segunda RFEF de la mejor manera posible: sumando los tres primeros puntos ante su afición. El conjunto arlequinado se impuso por 2-0 al Badalona en la primera jornada de liga, cuajando un partido muy sólido. La primera parte fue clave para decantar la balanza con un golazo de Eder Díez y un penalti provocado por Nahuel que Nando Quesada transformó.

En la primera mitad todo salió a la perfección para los intereses del Ebro: los arlequinados saltaron al campo muy concentrados y con una altísima intensidad. Esto les hizo mandar en el partido prácticamente desde el comienzo. Las primeras aproximaciones fueron arlequinadas, con el equipo local achuchando y llegando a conseguir hasta cuatro saques de esquina en 15 minutos.

Sin embargo, el mejor momento del partido llegó rondando el minuto 25. Eder Díez enganchó un balón rechazado a unos 30 metros de la portería, no dudó y empaló un latigazo que se coló imparable en la meta del Badalona para poner el 1-0. Un golazo con todas las letras. El ariete de Barakaldo lo siguió intentando con varios remates de cabeza peligrosos que no conectó, uno de ellos tras una gran posesión colectiva y otro a centro de Oier.

Justo al filo del descanso, el Ebro puso el 2-0. Nahuel se internó por banda izquierda y fue derribado dentro del área, provocando un claro penalti. Nando Quesada se encargó de materializar tras el rechace del portero para conseguir un gol que ha puso más tierra de por medio y que se ajustaba a la superioridad demostrada por el Ebro en los primeros 45 minutos.

Tras el paso por vestuarios, el ritmo del encuentro se igualaba. El Badalona trataba de hacerse con la posesión, pero el entramado defensivo de Raúl Jardiel impedía que los visitantes crearan ocasiones de peligro real. La meta defendida por Edu Loscos era impenetrable, y el portero se encargó de despejar con solvencia dos llegadas del Badalona. El encuentro mantuvo parejo hasta el final, con un Ebro muy bien plantado y capaz de generar peligro cuando robaba el balón.

El inicio de competición fue inmejorable para el conjunto arlequinado, que lograba su primera victoria. El Ebro compitió y fue mejor que su rival, dejando muchos aspectos positivos, especialmente en los primeros 45 minutos. El esfuerzo colectivo del equipo dio fruto y el conjunto maño logra un triunfo de categoría.

Print Friendly, PDF & Email