El Gobierno de Aragón localizará Fuendejalón como lugar de Memoria Democrática

Se ha homenajeado a la primera alcaldesa de Gallur de la República, María Domínguez, asesinada en 1936 en dicha localidad

La Ley de Memoria Democrática aprobada por el Gobierno de Aragón en 2018 le permitió dotarse de instrumentos financieros y de figuras como la designación de lugares de memoria para tratar de enterrar con dignidad a las víctimas de la Guerra Civil Española y del régimen franquista. Gracias a ello se han ido produciendo actos como el que ha tenido lugar este domingo en Fuendejalón, en el que se ha homenajeado a la primera alcaldesa de Gallur de la República, María Domínguez, asesinada en 1936 en dicha localidad. Un acto al que ha asistido el presidente aragonés, Javier Lambán, quien ha asegurado que “la DGA localizará Fuendejalón como lugar de Memoria Democrática. No puedo decir fecha exacta, pero me imagino que se producirá muy pronto”.

El máximo responsable del Ejecutivo autonómico, acompañado por el alcalde del municipio, Javier Tolosa, el consejero Felipe Faci y el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, considera que se va avanzando de una manera bastante razonable en cuanto a la Memoria Histórica. En este sentido, ha destacado el “impagable trabajo” que vienen desarrollando las asociaciones memorialistas. “Dependiendo del ritmo que le vayamos imprimiendo, llegaremos cuanto antes al final de estos actos de justicia y reparación”, ha expresado, aunque teme que nunca serán completos porque “nunca se podrá localizar la ubicación exacta de dónde fueron asesinadas ni enterradas las víctimas”.

Lambán también ha hecho referencia a la Ley de Aministía de 1977, reclamada por la izquierda desde el exilio y aceptada “a regañadientes” por sectores de la derecha. “Junto con la Constitución de 1978, ambas estaban inspiradas en el mismo espíritu de reconciliación, de dejar atrás una de las páginas más negras de nuestra historia y de abrir otra cargada de esperanza, democracia y convivencia”, ha manifestado. Para el ejeano, el impulso de estas leyes supuso un paso fundamental en la historia de España y un acto de justicia evidente. No obstante, ha reconocido que quedaron por resolver algunos flecos, “como el tratamiento de justicia que merecían las víctimas de la dictadura, de la guerra, que en muchos casos fueron enterradas de manera desordenada y cruel tras ser asesinadas”.

En lo referente a la figura de María Domínguez, “esa especie de flor exquisita” -según ha expresado Lambán-, se trató de una mujer difusora de los valores, las semillas, los derechos y la libertad. “Lo que ella significó va a cobrar más fuerza ahora en la lucha del feminismo, de los derechos de las mujeres, no solo de la historia de Aragón, sino también de España”, ha expuesto.

En última instancia, el presidente ha asegurado en este acto (en el que también han estado presentes miembros de la Famcp) que “la opinión pública va entendiendo y asimilando cada vez más este tipo de celebraciones”. Además, confía y se muestra seguro de que “las reticencias que puedan existir en algunos reductos institucionales se irán eliminando progresivamente”.

Print Friendly, PDF & Email