Lambán confía en la responsabilidad de Azcón para “no lanzar mensajes equívocos” sobre Pilares

Javier Lambán ha dejado claro que no cabe hablar de privilegios ni agravios

“Confío en la responsabilidad local de Jorge Azcón para que no se lancen mensajes equívocos a los ciudadanos de que por la puerta de atrás se hagan fiestas”. Así de claro se ha mostrado el presidente de Aragón, Javier Lambán, este viernes al tratar la cuestión de la no celebración de los Pilares. En este sentido, el responsable del Ejecutivo autonómico remarca estar convencido de que el Ayuntamiento de Zaragoza “evitará hablar de ello y limitará el programa a actividades culturales respetando las normas establecidas por la DGA”. A juicio del ejeano, hacer lo contrario resultaría “muy perjudicial” para el desarrollo del brote epidemiológico del que “no nos hemos librado todavía”.

Lambán ha dejado claro que no cabe hablar de privilegios ni agravios porque “tan respetable es la salud de una zaragozano como la de un habitante de Villalba de Perejil, y todos tienen que estar sometidos a las mismas restricciones”. En este sentido, ha matizado que no tiene potestad ni es su vocación “dar consejos ni órdenes a ningún ayuntamiento”, ya que para el Gobierno de Aragón “es igual la vida de un consistorio grande que la de uno pequeño”.

Además, ha puntualizado que, si no se celebraban fiestas en ningún municipio, “tampoco podía haber en Zaragoza”. De hecho, ha comparado esta cuestión con las situaciones de Huesca y Teruel, que decidieron no llevar a cabo sus fiestas “teniendo incidencias de Covid inferiores a las que tiene la capital aragonesa en este momento”.

“Todo el mundo debe saber que lo que puede hacer el Ayuntamiento de Zaragoza en los días coincidentes con las Fiestas del Pilar es exactamente lo mismo que podrá hacer cualquier otro ayuntamiento en cuanto a actividades culturales”, ha remarcado. El presidente considera que cuanto menos se hable de Pilares “mucho mejor”, ya que, de lo contrario, significaría producir una conciencia entre la ciudadanía de normalidad, de que no pasa nada. “Generar un efecto llamada sobre el resto de los vecinos de Aragón e ir por ese camino sería muy peligroso”, ha recalcado.

Por otro lado, Lambán se ha referido a la inmunidad de rebaño. Como los expertos epidemiólogos hablan ahora de alcanzar el 90% -no basta con el 70%- para alcanzar dicha inmunidad y en Aragón el porcentaje de población con pauta completa se sitúa en el 82,31%, “no pasa nada por no celebrar fiestas en este 2021, ya las celebraremos en 2022 y 2023”. “Creo que el Ayuntamiento de Zaragoza será suficientemente responsable para no hablar de fiestas ni acerca de aquello que pueda provocar un efecto llamada sobre los ciudadanos”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email