La hostelería y el turismo de Huesca registran datos mejor de lo esperados en julio y agosto

El entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los que más afluencia han registrado

Una vez finalizados los meses de julio y agosto, el balance general y las sensaciones del sector de la hostelería y el turismo de la provincia de Huesca son mejores a los previstos al inicio de estos meses de verano. Al menos así lo muestran los datos que se desprenden de la encuesta en la que han participado 70 establecimientos de la provincia de todas las zonas y tipologías. Unos datos que, no obstante, deberán corroborarse en las encuestas y publicaciones oficiales una vez termine la temporada estival.

Una de las referencias de las que se habla tradicionalmente en este tiempo de verano es la de ocupación hotelera. Julio cerró con un 56% de ocupación hotelera media en la provincia, según la encuesta publicada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística- INE. Por su parte, el mes de agosto ha tenido gran ocupación, con llenos técnicos en muchos momentos y en zonas como el Valle de Benasque, Valle de Tena, el entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, la ciudad de Jaca e incluso de la capital oscense.

Las previsiones y sensaciones registradas por los hosteleros, animan a pensar que la ocupación final mejorará las previsiones del inicio de verano: 62,40% para los alojamientos hoteleros y 72,61% para los restaurantes y bares.

Otro de los datos que parece estar recuperándose es el precio o ticket medio. A expensas de valoraciones y cuentas finales, mejora la producción de la mayoría de establecimientos. Para un 58,80% de las empresas, las sensaciones en general durante el verano y en cuanto a estas ratios, están siendo “mucho mejor de las esperadas”.

Procedencia de los clientes

En cuanto a los visitantes de fuera de las fronteras provinciales y aragonesas, cabe destacar que el turismo este verano está siendo eminentemente nacional (entre un 80-82% del total). Destacan los mercados de Cataluña, Madrid, País Vasco y Valencia. No obstante, se está recuperando el tradicional mercado emisor francés – con transporte propio- y se están ganando otros segmentos de turismo internacional y mercados como el belga o el inglés.

También sorprende un nutrido número de clientes procedentes de Norteamérica. Asimismo, el público aragonés está siendo importante en alojamiento, en espacios de segunda residencia y en las excursiones de día. Este último aspecto ha tenido un impacto en la demanda registrada en restaurantes y cafés-bares.

Otras demandas y futuro próximo

Por otro lado, caben destacar otros aspectos. Todavía existe en el sector un 10-11% de empresas con personal en ERTE. No obstante, esta cifra es mejor a la registrada antes de verano, donde las cifras eran muy preocupantes (28%).

Otro de los datos más desfavorables, según un 57,40% de las empresas encuestadas, es el problema o carencia de personal registrado durante estos meses. Este hecho se ha debido a numerosos factores, entre los que ha influido la escasa oferta de profesionales cualificados, la transferencia de trabajadores durante anteriores meses a otros sectores industriales o las bajas registradas durante estos meses -en muchas ocasiones debido a casos estrechos relacionados con la COVID fuera de las competencias del sector-.

Este ha sido un gran problema que han tenido que afrontar los establecimientos y para los que se demandan soluciones: un gran pacto de Estado por el empleo de hostelería, la potenciación de formaciones profesionales duales que permiten formar a los establecimientos en las aulas pero que potencian el trabajo práctico en la empresa privada o ayudas al alquiler para trabajadores del sector.

La temporada de verano continúa durante tres semanas más y si bien se espera que las cifras de septiembre no sean iguales a las registradas en julio y agosto, sí que las sensaciones y previsiones pueden ser mejores a las inicialmente previstas. Además, la provincia de Huesca ofrece un destino altamente competitivo en el mercado turístico, con un sector hostelero profesionalizado, con numerosos atractivos, recursos patrimoniales y en los que se puede disfrutar de muchos de los valores demandados hoy día por el visitante como los espacios abiertos, la naturaleza y la huida de los grandes destinos urbanos masificados.

De la misma manera, cabe destacar que estos datos son provisionales y deben ser tenidos en cuenta según el contexto actual. Prácticamente la totalidad de nacionales se han quedado visitando el territorio de España este año. Establecimientos como los restaurantes, cafés y bares siguen trabajando al 50% de sus aforos, sin barras y con un horario insuficiente. Los eventos siguen restringidos a 150 asistentes.

Sectores como ocio nocturno siguen necesitando soluciones como las de trabajar con un horario diferenciado a otros servicios de hostelería, una solución que vendría a dar una alternativa de ocio para jóvenes que celebran sus “botellones” en la calle, de manera impune e incumpliendo una normativa que pone en peligro la salud pública.

Print Friendly, PDF & Email