Aragón posee “recursos suficientes” para acoger a más evacuados afganos

De momento hay 179 refugiados afganos en todo Aragón y se está avanzando en su integración social y cultural.

“En Aragón tenemos recursos suficientes y aún se tiene margen de maniobra para realizar las acogidas si viniera alguna persona más”. Explica el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Fernando Beltrán, tras un encuentro con los responsables de las cuatro entidades sociales (Cruz Roja Española, Fundación Apip Acam, Cepaim y Accem) que se han encargado en Aragón de la acogida de las personas desplazadas por el conflicto de Afganistán. Por el momento en la comunidad se encuentran 179 refugiados entre las provincias de Zaragoza (87), Huesca (78) y Teruel (catorce), ha destacado Beltrán.

Las entidades sociales han trasladado al subdelegado del Gobierno de Zaragoza el trabajo de acompañamiento que están realizando con estas personas desplazadas para garantizar su integración en la comunidad. “La valoración que han realizado es positiva, pues gracias a su dilatada experiencia se están atendiendo cuestiones de primera necesidad, como la comida, la vestimenta y la atención sanitaria”. Ahora se está avanzando en la integración social y cultural. Para garantizar la escolarización de los menores que han llegado a Aragón, la adaptación de las tarjetas sanitarias o la equiparación de los títulos laborales, se está trabajando de forma coordinada con los diferentes recursos con los que cuenta la Delegación del Gobierno. “Hoy hemos abordado los medios que tiene el Estado para poder prestar estos apoyos, sin embargo más adelante vendrá la interacción con el resto de las administraciones”, ha dicho.

Beltrán ha indicado que las entidades han reconocido que entre las personas llegadas a Aragón se mezclan sensaciones de “alegría y pena” por haber podido salir del país, aún a costa de dejar atrás a familiares y amigos.

La finalidad del sistema de acogida del Estado es facilitar la progresiva autonomía de las personas acogidas y su inserción social y laboral para lo que su atención se estructura en dos fases. La primera, de acogida, con una duración mínima de seis meses, prevé su residencia en plazas del sistema. La segunda, de preparación para la autonomía, se encarga de proporcionar ayudas para cubrir las necesidades básicas.

A lo largo de todo el proceso, se trabaja con itinerarios de integración individualizados, que se evalúan y adaptan a la persona refugiada y que se traducen en una serie de prestaciones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para su inclusión, desde alojamiento y manutención, ayudas económicas o asistencia psicológica hasta traducción y formación para el empleo.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones recuerda que ha sido una constante durante el operativo de acogida en Torrejón la voluntad de estas familias de salvaguardar su intimidad y de descansar de un trayecto traumático. La inmensa mayoría de las familias afganas mantienen vínculos familiares en Afganistán expuestos a un peligro inminente, por lo que se reitera la petición de respetar esta voluntad por parte de las personas acogidas en el Sistema de Protección Internacional estatal, para comenzar a trabajar en su restablecimiento e inclusión.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha señalado hoy en un balance de la denominada Operación Antígona realizado en Madrid que el dispositivo temporal de tránsito de Torrejón atendió a 2.181 personas evacuadas de Afganistán. En la presentación del balance, el ministro ha subrayado el esfuerzo que se ha realizado para la atender a las personas evacuadas en 17 vuelos aterrizados a lo largo de nueve días en la base de Torrejón.

Print Friendly, PDF & Email