Eduardo Romero / Empresario

Magnífica gestión económica la del Real Zaragoza

Eduardo Romero

De esta gestión han venido alardeando los directivos del Real Zaragoza en todos los años que llevan al frente del equipo y yo, desde esta Tribuna, no he parado de desmentir esa supuesta “maravillosa gestión”. Los concursos de acreedores y la Ley Concursal ya sabemos todos cómo funcionan… Cuando te encuentras en una situación de insolvencia hay una fase preconcursal que consiste en una oportunidad para negociar con los acreedores. Haciendo un breve resumen de la situación, se presenta al juzgado Mercantil y si la insolvencia es real se pasa a la fase de quitas o esperas de los acreedores y conseguir un convenio favorable. En el caso del Real Zaragoza, todavía hace escasamente un mes, el juzgado ha vuelto a prorrogar varios años más el convenio, con lo cual mejor no les ha podido salir. Y así tienen viabilidad muchas empresas por algo que está legislado y sin “colgarse las medallas” de una gran gestión económica. Lo único importante es tener buenos abogados mercantilistas.

Lo que pasa es que con esta supuesta “buena gestión” quieren tapar el desastre que están haciendo con nuestra cantera, dilapidando el verdadero patrimonio del Real Zaragoza. Ahora con la marcha de Luis Carbonell al Real Madrid, a su filial y al juvenil, ¿qué explicación dan a esto Miguel Torrecilla y los demás dirigentes? Un jugador que quienes lo han visto dicen que es espectacular: de 18 años e internacional sub 19, valorado al más alto nivel por los entrenadores de la cantera, ha sido cedido a coste cero durante esta temporada con una opción de compra de 1,5 millones de euros, cuando se habló de que el Villarreal podría ofrecer hasta cinco. Estas actuaciones son constantes todos los años, el año pasado dos juveniles con Soro (que ni ha llegado a jugar en el Madrid, pero ha hecho caja traspasándolo al Granada). Anteriormente Guti, Pombo, Pep Biel, Vallejo, y un etcétera interminable de juveniles. Esta es la “gran gestión” que están haciendo los señores del Consejo de Administración: crear una diáspora de grandes jugadores aragoneses “regalándolos” para que hagan caja los demás equipos.

En el asunto Carbonell, la afición requiere una explicación con transparencia de lo que ha pasado realmente, es algo cuanto menos muy extraño, tendrán que explicar qué es lo que hay detrás. Nos quieren acostumbrar a los silencios, pero esto ya sería excesivo.

Y hablando propiamente de fútbol de la tercera jornada de la Liga Smartbank, pues hay muy poco que decir, TRES jornadas, CERO goles y PENÚLTIMOS en la clasificación, y seguimos batiendo récords negativos.

El Real Zaragoza es muy vulgar, aburriéndonos con pases y pases en el centro del campo, pero después no hay nada más. De todas maneras, ¡qué esperamos!, en los años 80 y 90, por ejemplo, en el año 95 cuando fuimos campeones de la Recopa de Europa, entonces “sí” que todo el mundo quería venir aquí. ¡Traíamos “retales del Madrid” Solana, Gay, Pardeza, Esnaider…  Menudos retales! Y ahora los traemos del Cádiz, Éibar, Almería, sin menospreciar ni a los chavales ni a los equipos, pero la diferencia es abismal.

Falta que presenten a César Yanis, el panameño del que nadie ha querido hablar, salvo el presidente del equipo panameño. La plantilla necesitaba una regeneración completa y se han traído reservas muy flojitos en la mayoría de los casos.

Ya solo queda, para que se vayan deshaciendo de la fábrica zaragocista, que se deshagan también de los internacionales Francés, Francho y Azón para seguir con su “gran gestión económica”.

Print Friendly, PDF & Email