El Real Zaragoza cierra su plantilla con refuerzos en todas las líneas

Fran Gámez fue el primer fichaje del Real Zaragoza. Foto: Laura Trives

A las 00.00 horas del día 1 de septiembre, el mercado de fichajes se cerraba y el Real Zaragoza finalizaba todas sus incorporaciones. En el mismo día, se llegó a un acuerdo con Valentín Vada, que ha rescindido su contrato con el Almería antes de venir. Además, Luis Carbonell forzó su salida y se marcha al filial del Real Madrid. Desde que comenzó el mercado de fichajes, los maños han reforzado todas las líneas del campo y tratarán de pelear por el ascenso.

Empezando por la retaguardia, Fran Gámez, primer fichaje de la temporada, llegaba para suplir al lesionado de larga duración Vigaray. Desde que llegó ha sido una pieza clave, y ha mostrado un alto nivel sobre el césped. En el centro de la defensa, Lluís López, que también ha debutado ya, ha sido solvente en la zaga, cumpliendo con su papel. Sin embargo, está previsto que sean Jair y Francés los dos centrales titulares.

En el centro del campo, empezando por la zona defensiva, es necesario hablar de Petrovic, procedente del Almería. El centrocampista todavía tiene que recuperar un nivel alto para contar con minutos sobre el terreno de juego. Actualmente, el jugador se encuentra fuera de forma en el plano físico, pero se espera mucho de él.

La segunda línea se ha visto especialmente fortalecida, con dos hombres de banda y un mediapunta. La cesión de Borja Sainz por parte del Alavés se suma a la incorporación del desconocido César Yanis. El panameño es uno de los movimientos que han causado sorpresa en el entorno del zaragocismo. A estas dos figuras se añade la de Valentín Vada, que juega por dentro detrás de los delanteros.

Por último, en la punta de ataque, Nano Mesa y Álvaro Giménez, ambos procedentes del Cádiz, están llamados a acompañar con goles a Iván Azón y a Juanjo Narváez. Son dos jugadores que llegan de la máxima categoría del fútbol profesional y se les presupone nivel más que de sobra para Segunda División.

Eficacia en las salidas

Para poder acometer estas incorporaciones, era fundamental cerrar dos salidas: la de Gaizka Larrazábal y la de Haris Vuckic. Son dos jugadores que tenían una ficha muy alta y su rendimiento ha estado lejos de ser el esperado, y se les ha buscado equipo en forma de cesión. Atienza, Baselga, Bikoro y Buyla también han abandonado la disciplina zaragocista.

Print Friendly, PDF & Email