Diez años de prisión para el hombre que trató de degollar a su expareja con un cúter

El juzgado ha condenado a Fabio C.C. a diez años de prisión, nueve por el delito de homicidio en grado de tentativa y uno por el delito de lesiones al conductor

Fabio C.C., el acusado de cortar con un cúter el cuello a su expareja en el zaragozano barrio de Miralbueno en 2019, ha sido condenado a diez años de prisión como culpable de los delitos de asesinato en grado de tentativa y lesiones. Gracias a que pasaba en ese momento el conductor de un autobús urbano, Manuel Izaguirre, la víctima consiguió ser rescatada. El tribunal ha aplicado los agravantes por razón de género y como atenuante la drogadicción del acusado, que ese día había consumido drogas.

La víctima decidió romper la relación con Fabio C.C. Pero este no cesó en seguir enviándole mensajes donde le pedía volver. Finalmente, el acusado consiguió convencer a su expareja para acudir a su casa a recoger varias pertenencias que había dejado en la vivienda.

Una vez recogidas las bolsas donde le guardó las pertenencias, Fabio la convenció para subirse a su coche. Montados en el vehículo, según ha considerado probado el juzgado, la mujer trató de coger el móvil para avisar a sus amigos y este le puso un cúter de 15 centímetros y la amenazó. “Ahora vas a hacer lo que yo te diga y vamos a ir donde yo diga”, le espetó.

La víctima hizo caso de sus indicaciones y se paró en doble fila en el camino del Pilón en Miralbueno frente a una farmacia intentando que alguien pudiera verla. En un momento, la mujer se quitó el cinturón y trató de salir del coche. Es entonces cuando “de forma sorpresiva, la agarró de la coleta y le clavó el cúter en el cuello sin que pudiera reaccionar”.

En ese momento, un autobús de línea conducido por Manuel Izaguirre vio a una persona bracear y salió del vehículo. Cuando intentó salvar a la mujer, el conductor también recibió cortes. No acabó aquí, Fabio trató de quitarse la vida cortándose el cuello también con el cúter al grito de “me ha jodido la vida estos tres últimos años”.

El juzgado ha condenado a Fabio C.C. a diez años de prisión, nueve por el delito de homicidio en grado de tentativa y uno por el delito de lesiones al conductor del autobús. Como atenuante a la pena han aceptado la drogadicción del acusado, ya que ese día había consumido diversas drogas. Como agravante para la pena, el tribunal ha considerado la razón de género porque el acusado aplicó “el conmigo o con nadie, una expresión máxima del régimen patriarcal”.

Tampoco podrá acercarse a la víctima menos de 500 metros durante 15 años y deberá pagar a su expareja 53.000 euros por lo ocurrido y 560 euros al conductor por sus lesiones.

Print Friendly, PDF & Email