Desmantelan una macroplantación de marihuana en Mequinenza con campamento de vigilancia incluido

La plantación estaba distribuida en 4,6 kilómetros cuadrados

La Guardia Civil ha desmantelado en Mequinenza (Zaragoza) una macroplantación con 2.656 plantas de marihuana repartidas en 4,6 kilómetros cuadrados. Los agentes detuvieron a cuatro jóvenes, con edades comprendidas entre los 23 y 28 años, como responsables de la explotación. Estos varones habían montado un campamento de vigilancia equipado para cocinar y dormir en el mismo recinto, valiéndose de placas solares para obtener electricidad.

La investigación se inició en el mes de mayo ante la existencia de una finca donde podría estar cultivándose marihuana. Como resultado de las diligencias, la Guardia Civil localizó la zona de plantación que estaba repartida en cuatro bancales contiguos en una superficie aproximada de 4.600 metros cuadrados, difícil de detectar por la vegetación existente en los alrededores.

Para el cultivo de las plantas, los traficantes talaron multitud de árboles y construyeron dos balsas de riego. También contaban con una avanzada instalación de placas solares, ocultas entre la vegetación, para dar electricidad a las tiendas de campaña de grandes dimensiones en las que se alojaban.

La plantación ocupaba 4,6 kilómetros cuadrados

Contaban con una zona de cocina -incluso con nevera y horno-, otra de dormitorio, además de construir un invernadero para el proceso de secado de la marihuana. En el perímetro de la zona de plantación los agentes localizaron diferentes puestos de vigilancia, camuflados entre la maleza, y con colchones en su interior, desde donde se visualizaban todos los accesos posibles a la finca.

Durante uno de los dispositivos de vigilancia, varios hombres llegaron a increpar con una actitud agresiva a los guardias civiles desplegados allí, momento en el que fueron detenidos. Los autores, que se comunicaban por transmisiones desde los diferentes puestos de vigilancia, opusieron una fuerte resistencia durante las detenciones. Se trata de cuatro hombres, de edades comprendidas entre los 23 y los 28 años. Los cuatro jóvenes, de nacionalidad albanesa, han sido detenidos como presuntos autores de delitos contra la salud pública, por cultivo y elaboración de droga, y pertenencia a grupo organizado. Tras quedar a disposición del juzgado de primera instancia de Caspe el pasado 28 de agosto, los cuatro jóvenes ingresaron en el centro penitenciario de Zuera.

Los detenidos tenían un campamento equipado para dormir y cocinar

Tras estas detenciones, la Guardia Civil llevó a cabo un registro en la finca donde contaban con un total de 2.656 plantas en diferentes estados de crecimiento, diez placas solares, básculas para el pesaje de la sustancia, más de un kilogramo de cogollos de marihuana, plantas en proceso de secado y diversa documentación que está siendo analizada por los investigadores.

La operación, que se denominó “Mariapilatos” y que continúa abierta, ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Zaragoza, Policía Judicial de Caspe, Unidad de Seguridad Ciudadana de Zaragoza (Usecic) y efectivos de seguridad ciudadana de la Compañía de Caspe.

Print Friendly, PDF & Email