Cae una red de explotación laboral de mujeres en Huesca obligadas a cuidar de ancianos

La investigación se inició en el año 2019 a raíz de tener conocimiento de la existencia de varias víctimas que podrían encontrarse en una situación de explotación laboral

Agentes del Equipo de Personas de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca ha llevado a cabo la Operación Petricor que ha culminado con la detención de dos personas como supuestas autoras de delitos de trata de seres humanos, contra la seguridad social y contra los derechos de los trabajadores. Según las investigaciones,  las detenidas traían a España de manera irregular a mujeres nicaragüenses y para condonar una deuda contraída con las arrestadas tenían que trabajar como internas cuidando a ancianos en situaciones de explotación laboral.

La investigación se inició en el año 2019 a raíz de tener conocimiento de la existencia de varias víctimas que podrían encontrarse en una situación de explotación laboral por parte de dos personas que trabajaban en un total de 20 localidades repartidas en toda la provincia de Huesca. Hasta el momento, las investigaciones han localizado a seis víctimas todas ellas de nacionalidad Nicaragüense.

Las detenidas captaban a las víctimas, siempre mujeres con graves problemas económicos en Nicaragua, trasladándolas de manera irregular a España donde se las obligaba a asumir una elevada deuda por ello, entre 5.000 y 6.000 euros. También les realizaban préstamos con intereses de usura, sufriendo presiones para que realizaran los pagos. La organización se encargaba de procurarles trabajo como internas, casi siempre para el cuidado de ancianos en condiciones laborales muy desfavorables para las víctimas trabajadoras.

Las investigaciones se centraron sobre una empresa radicada en Huesca capital, averiguando que además existía un fraude a la Seguridad Social debido a las actividades laborales en muchos de los casos ya que estas trabajadoras no se encontraban dadas de alta en el régimen específico.

Asimismo, se ha podido acreditar que las condiciones laborales quebrantaban los derechos laborales de las victimas ya que eran captadas entre personas de especial necesidad económica, circunstancia que aprovechaban las supuestas autoras.

Una vez recabados los indicios pertinentes, se solicitó autorización judicial para efectuar la entrada y registro que se llevó a cabo a primeros del mes de agosto en dos domicilios en la localidad de Huesca, encontrando en ambos casos numerosa documentación relativa a pagos, deudas y cuentas, así como de ingresos, contratos laborales y billetes de avión.

Por estos hechos se procedió a la detención de dos mujeres de 53 y 35 años de nacionalidad española y nicaragüense, siéndoles imputados los delitos de trata de seres humanos, contra la Seguridad Social y contra los derechos de los trabajadores. Las mismas fueron puestas junto con las diligencias instruidas a disposición del Juzgado de primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca, que decreto la libertad provisional con cargos, con obligación de comparecer cuando fueran requeridas.

Print Friendly, PDF & Email