Mi pareja dice tener un sexto sentido para invertir en bolsa y yo creo que está enganchada. Me oculta las cantidades de dinero que invierte para no enfadarme. 

Algunas aficiones tienen el riesgo de hacer un uso excesivo, llegando incluso a la dependencia y/o adicción. La inversión en el mercado de valores puede practicarse como un hobbie, o en cambio, este pasatiempo podría convertirse en una conducta adictiva ocasionando numerosos problemas de salud, psicológicos, además de económicos y sociales.

Bajo sospecha de una posible adicción, es importante que observes detenidamente el cómo se comporta tu pareja. Este tipo de adicciones se caracterizan por un comportamiento impulsivo, necesidad de realizar inversiones de forma recurrente, pérdida del autocontrol, invirtiendo de manera irracional generando graves consecuencias. Además, tienen necesidad de mentir a los demás acerca de su situación real, muestran irritabilidad y sufren alteraciones en el sueño siendo irregular.

Si bajo estas premisas consideras que tu pareja puede estar ante un problema de este tipo, debes hablar con ella, e incluso valorar hacerlo con su familia y entorno más cercano, tratando de hacerle ver la gravedad de su problema, transmitiéndole vuestro apoyo y entera predisposición para buscar el tipo de ayuda que necesita por medio de un especialista.

Mi consejo:  Antes de emitir un juicio sobre la situación de tu pareja, es importante observar su comportamiento para sacar conclusiones objetivas. Comunícate con ella desde la empatía y el respeto para buscar soluciones.

Print Friendly, PDF & Email