DGA y gestora de Candanchú se reúnen con el futuro del valle del Aragón en el aire

Si la empresa propietaria de la estación no cambia de idea, Candanchú no abrirá este invierno

El Gobierno de Aragón y la empresa responsable de la estación de esquí de Candanchú mantienen este martes una reunión para tratar de buscar un acuerdo que evite el cierre de la estación este invierno. De no hacerlo, sería la segunda temporada consecutiva sin turismo de nieve en el valle del Aragón, que vería su economía seriamente comprometida.

El propio presidente de Aragón, Javier Lambán, ha defendido este martes en una visita al hospital San Jorge de Huesca su compromiso con el turismo blanco y con la zona de influencia de Candanchú. Pese a mostrarse optimista con la resolución del conflicto, el presidente ha recordado que la gestión de la estación de esquí corresponde a la empresa por lo que la decisión final sobre su apertura también.

Donde sí tiene margen de actuación el Gobierno de Aragón es, según ha explicado el presidente, en la capacidad para paliar las consecuencias que el cierre de Candanchú generaría en los municipios de la zona. Para esta zona, Lambán ha asegurado tener planes, en colaboración con la Diputación de Huesca, si finalmente no se consigue cambiar la idea inicial de la empresa.

Lambán ha rehusado dar por el momento más detalles de la negociación apelando a la discreción “necesaria para que se lleguen a acuerdos”. “Creo que hay buenos mimbres para un acuerdo, que el Gobierno de Aragón y la DPH han encontrado algunas formas que pueden ser muy interesantes y se las tienen que transmitir a la actual propietaria”, ha explicado.

Print Friendly, PDF & Email
Si la empresa propietaria de la estación no cambia de idea, Candanchú no abrirá este invierno