¿Dónde tomar los mejores cócteles en Zaragoza? Un recorrido por los bares más sorprendentes

Los cócteles más llamativos y las coctelerías atrevidas van ganando terreno en Zaragoza. Foto: Moonlight Experimental

Cabezas de cebra, luces de neón, vasos extravagantes y bebidas sorprendentes que mezclan ingredientes que nunca te imaginarías. Desde el Bloody Mary hasta un Cosmopolitan o un Sex on the Beach, hay tantos cócteles como paladares y en Zaragoza tenemos unos cuantos lugares que sorprenden tanto por su ambiente como por su carta. Hoy hacemos un recorrido por algunos de ellos.

Bloody (Calle San Miguel, 38)

En el Bloody, bien te pueden servir un cóctel en una lata metálica de vodka de lo más vintage o en una cabeza de cebra. Su especialidad es el Bloody Mary, pero apuestan por darle una vuelta a la receta tradicional con vodka de patata (sí, de patata) o de jalapeño con zumo de tomate rosa de Barbastro, tabasco y algo de pimienta.

¿Quién dijo que el café no podía ser parte de un cóctel? En el Bloody lo mezclan con vodka, tequila y whisky para hacer unas combinaciones de lo más deliciosas. La intención de los barmans de esta coctelería es introducir un ingrediente sorprendente en cada una de las bebidas. Así, el Porn Star Classic lleva licor de vainilla, zumo de lima, azúcar, fruta de la pasión y clara de huevo o el Bloody zetas lleva ron de piña, licor de vainilla, cordial de frambuesa, nata, lima y piña deshidratada con peta-zetas.

Además, para aquellos que quieran disfrutar de sabores explosivos, pero sin alcohol también tienen “shrubs”, una bebida basada en una técnica ancestral egipcia que consiste en mezclar fruta, vinagre y mucha azúcar. El Bloody es, sin duda, un lugar en el que descubrir sabores sorprendentes.

Los Bloody Mary del Bloody te sorprenderán por sus sabores diferentes

Mai Tai Exótico (Centro comercial El Caracol)

Un mono, un cerdo, un pavo real, un objetivo fotográfico, un oso panda o una piña de bronce. Desde fuera los cócteles del Mai Tai Exótico ya sorprenden, pero lo que espera dentro es todavía mejor. Esta coctelería “tiki” recibió el premio a mejor cóctel bar del mundo según la revista Lux Life y sus sabores del Caribe son de lo más inspiradores.

Así tienen cócteles como “La marrana Pink Lady” que lleva ron de Trinidad, vermú de papaya, puré de arándanos y naranja o el “Monte perdido” con Bourbón salvaje, licor de cacao o puré de mandarina y naranja. Un sabor único tiene también el “Galopin Fizz” con ginebra, té verde, salsa ponzu, sidra y clara de huevo. Todos los licores y propuestas del Mai Tai son innovadoras y prometen sorprender a todos aquellos que las prueben. Una explosión de sabores única.

En el Mai Tai los cócteles son de otro mundo

Umalas bar (Calle Jussepe Martínez, 7)

Luz tenue, guirnaldas de colores, decoración caribeña y música que acompaña. Es el ambiente que te envuelve al entrar en Umalas cuando cruzas su terraza. Al fondo, su barra del bar, y detrás, vasos de todas las formas, colores y texturas posibles. Desde rosas flamencos, pasando por macetas con cactus de cerámica hasta burros de color rojo sosteniendo un vaso de metal son los recipientes en los que te sirven sus deliciosos elixires. Pensados para todos los paladares con sus sabores cítricos, amargos, afrutados o amaderados que caben en sus cócteles.

Más de 40 combinaciones que no dejan indiferente a nadie, hechas con ingredientes tan variados como zumos de todos los sabores, mermeladas, fruta de la pasión, clara de huevo, jengibre, tabasco o café, entre otros muchos. Si no puedes decidirte, solo has de preguntar a sus expertos camareros, que tras hacerte una serie de preguntas determinarán cuál es tu bebida ideal. Esta coctelería es puro arte, ubicada en El Tubo de Zaragoza desde hace ya diez años.

En Umalas cada cóctel tiene una historia detrás y se cuida hasta el más mínimo detalle

Moonlight Experimental Bar (Plaza San Pedro Nolasco)

El Moonlight es un bar donde el cóctel viene acompañado de una fantástica experiencia y, además, ¡las hay por doquier! La más extravagante, aquella en la que se le daba al cliente una bola del mundo para que señalase cualquier lugar del mapa y así ofrecerle un cóctel personalizado, ha tenido que ser modificada por la pandemia, pero su esencia es la misma e incluye no solo el sentido del gusto, sino también el del oído.

Consiste en escuchar trece sonidos y elegir tu favorito. Hay ruidos de la naturaleza, voces, poemas… Y cada uno de esos sonidos se corresponde con un cóctel diferente relacionado con lo que transmite dicho sonido o melodía.

Los vasos en los que se sirven los cócteles son espectaculares y hay desde cabezas de cebra, hasta cuencos pintados a mano y vajilla de Duralex. Esta última no es casual y es que, ¿a quién no le recuerda a su niñez? Es por eso por lo que la ginebra en el cóctel “70’s, 80’s, 90’s” viene acompañada de un bollito de chocolate y algunas chuches para viajar a la infancia a través de los sabores.

En el Moonlight hay cócteles inspirados en El Principito, otros hechos con gusanos picantes y algunos que se pueden comer con palillos. ¡Una experiencia sensorial de lo más inspiradora!

En el Moonlight tú escuchas un sonido y ellos te ofrecen un cóctel que recuerda a lo que has oído.

El Federal Cocktail bar (Calle José Pellicer Ossau, 7)

En El Federal Cocktail Bar los sabores de México están presentes tanto en los cóctels como en los aperitivos que preparan. Las bebidas a base de tequila son su especialidad y tienen propuestas tan interesantes como “Espresso curado” con licor de café y miel de agave, “Sol de Jalisco” con tequila Arette blanco, cordial de frambuesa, agua de aloe vera y sidra o “Batanga” con tequila Arette blanco, agave, lima y cocacola.

Además, también hay Margaritas, Daiquiris y demás propuestas con recetas innovadoras que mezclan sabores que nunca antes habrías pensado que combinarían tan bien.

El Federal tiene sabores mexicanos únicos y recetas tradicionales deliciosas

Macoa Lounge (Calle Isaac Peral, 23) 

Nada más entrar en el Macoa Lounge el olor a hierbabuena y a cítricos te invade. La luz tenue y la zona de chill con cojines y sofás invitan a quedarte durante un buen rato. Y más aún si pruebas uno de sus deliciosos mojitos o su piña colada.

En su carta puedes encontrar algunos como el Margarita Frozen, el Daiquiri de fresa o el Mai Tai que combina ron blanco, zumo de piña, zumo de limón y licor de avellanas. El Macoa Pasión es una de sus propuestas estrellas y es que el licor de pera, con sirope de azúcar y fruta de la pasión le da un toque único.

Los mojitos del Macoa tienen sabores de lo más refrescantes
Print Friendly, PDF & Email