El Ayuntamiento de Zaragoza adjudica los contratos contra plagas por casi un millón de euros

Solo en este año se han capturado en total más de 4.500 palomas

Con la intención de multiplicar la eficacia en la lucha contra las plagas de ratas, insectos y palomas, el Ayuntamiento de Zaragoza ha adjudicado los tres lotes del contrato que permitirá al Instituto Municipal de Salud Pública seguir trabajando en aquellos aspectos que más molestias están causando a la ciudadanía.

El presupuesto de estos lotes alcanza los 992.674 euros y tiene tres años de vigencia, aunque ante la posibilidad de otros dos años de prórroga, el contrato ascendería hasta los 1.912.032 euros. En concreto, el primer lote tiene un valor de 772.726 euros e irá destinado a la desinsectación y desratización que correrá a cargo de Biontex S.L. Esta misma empresa se hará cargo también de un segundo lote destinado al control de la población de palomas por un valor de 113.840 euros. Y, por último, Anticimex 3D se encargará del tratamiento de chinches en viviendas derivadas por Servicios Sociales por un valor de 106.401 euros.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza, la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha criticado que a su llegada al gobierno “uno de los contratos sin licitar era el de las plagas”. Esto unido a la “inacción de las corporaciones anteriores” habría provocado que la población de plagas urbanas “estuviese descontrolada”.

Por ello, ha explicado Chueca, “hemos tenido que actuar en dos direcciones, tanto a través de contratos menores y actuaciones de urgencia para poder solventar y atender las denuncias y solicitudes ciudadanas, así como con unos pliegos que den continuidad y permitan trabajar de una forma integral ya no solo cuando el problema existe sino de forma preventiva para evitar que esta población de animales urbanos pueda crecer”.

El nuevo contrato incluye, entre otros aspectos, un diagnóstico de la situación inicial y anual, la elaboración del citado Plan Integral, que abordará tratamientos en parques, márgenes de ríos y espacios públicos de titularidad municipal, monitorización y tratamiento de todos los registros de alcantarillado público frente a roedores e insectos y la atención de solicitudes, denuncias y avisos. Además, se elaborará un censo anual de palomas en la ciudad y se harán capturas y retirada en aquellas zonas con afección a la ciudadanía.

Se han capturado más de 4.500 palomas en lo que va de año

Aunque hasta ahora no existía un contrato que regularizara estos trabajos de lucha contra las plagas, desde el consistorio zaragozano aseguran que se han redoblado esfuerzos para atender las solicitudes de la ciudadanía. En este sentido, se han tramitado 325 solicitudes de desinsectación y 356 de desratización, se han llevado a cabo 56 tratamientos de chinches y se han atendido 198 denuncias por molestias de palomas.

Precisamente las palomas siguen siendo unas de las principales protagonistas de los trabajos del Instituto Municipal de Salud Pública. Actualmente, se calcula que hay unos 12.600 ejemplares en el núcleo urbano, sin contar los barrios rurales, y solo en este año se han capturado en total más de 4.500 tanto en el núcleo urbano como en los barrios rurales.

De igual forma, también se ha elaborado un censo de palomas torcaces que asciende hasta los 3.000 nidos mientras que, en lo referido al control de la mosca negra, desde mayo se han realizado 9 prospecciones en los ríos Gállego y Ebro, que han supuesto 4 tratamientos en cada río, uno de ellos utilizando, por primera vez en el Ebro, un dron para mejorar la calidad de los mismos.

La importancia de la colaboración ciudadana para el control de las plagas

Natalia Chueca ha querido recordar también la importancia de la responsabilidad ciudadana, más allá de los trabajos que se puedan realizar gracias a este nuevo contrato. “Tenemos que ser responsables a la hora de cuidar nuestro entorno. Por ejemplo, dejar basuras fuera de los contenedores puede propiciar y atraer la presencia de roedores”, ha insistido.

En esta misma línea, también se ha vuelto a poner en valor la señalítica que advierte de la prohibición de alimentar a los animales en la vía pública. Las denuncias por realizar este tipo de prácticas van desde los 50 hasta los 250 euros. Algo similar ocurre cuando se deposita basura fuera de los contenedores. “Las sanciones pueden llegar a ser de 500 euros y, en las últimas semanas, se han puesto 70 propuestas de sanción. En muchas ocasiones son establecimientos de hostelería y recurrentes. Nuestro compromiso es erradicar las molestias y el crecimiento de las plagas y vamos a poner todos los medios para que así sea”, ha añadido Chueca.

Servicios de recogida puerta a puerta

El Ayuntamiento está desarrollando, al mismo tiempo, tareas de sensibilización con la Policía Local, sobre la necesidad de depositar los residuos en el interior de los contenedores, y recordando que existen varios servicios municipales de recogida puerta a puerta que facilitan la labor a comercios y hostelería. El servicio de limpieza municipal permite concertar cita a través del teléfono 010 para la recogida a domicilio de voluminosos (electrodomésticos, muebles, colchones, etc.) que no pueden llevarse a los puntos limpios.

Las infracciones por depositar residuos fuera de las zonas de aportación (contenedores) no solo suponen un problema de suciedad y mala imagen de la ciudad, sino también un notable desembolso económico para las arcas públicas. Cada año, estas infracciones obligan al Ayuntamiento a invertir más de 2,5 millones de euros para trabajos de limpieza en las zonas de aportación.

Print Friendly, PDF & Email