Teruel se convierte en un gran plató de cine en la IV edición del Desafío Buñuel

La iniciativa consiste en la grabación de cinco cortometrajes desde este jueves y hasta el próximo sábado

Teruel se convertirá una vez más en un gran plató de cine para la grabación de cinco cortometrajes desde este jueves y hasta el próximo sábado. La ciudad volverá a celebrar el Desafío Buñuel, con una cuarta edición tras un año de parón por la pandemia. En este caso, regresa con cinco nuevos proyectos de cortometrajes que se filmarán en la capital durante cuatro días.

Tal y como ha destacado durante la presentación el director de la cita, Pimpi López Juderías, se encuentra ya en una fase de madurez en la que las más de 20 propuestas recibidas, lo que supone un récord de participación, llevaban la firma de nombres consolidados en el audiovisual nacional, incluidos nominados a los Premios Goya y directores con varios largometrajes rodados. Es el caso de Javier Balaguer, por ejemplo, que va a rodar el cortometraje titulado “Alba”, que cuenta con cuatro nominaciones a los Premios Goya en su haber.

El director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, ha querido ratificar con su presencia en el acto de presentación del festival la apuesta decidida del Gobierno de Aragón por el sector de la cultura, que no solo pasa por un apoyo económico a iniciativas como la que esta semana se desarrolla en Teruel, sino que contribuye al panorama escénico y cultural de la Comunidad Autónoma con una producción propia basada en el apoyo a los creadores aragoneses.

Como en las anteriores ediciones, los cortometrajes se ruedan en solo 48 horas y cuentan con apoyo de toda la ciudad. Deben tener una duración de entre 1 y 10 minutos, con la inclusión de al menos dos localizaciones exteriores en la ciudad (una de ellas deberá ser una secuencia con diálogos en un espacio reconocible del centro de la ciudad) y la presencia de figuración local.

Organizado por el Gobierno de Aragón y la Fundación Amantes, con la colaboración de Caja Rural de Teruel, la Diputación Provincial de Teruel y el Ayuntamiento de Teruel, además de diversas empresas privadas, este proyecto surgió en 2017 dentro del 800 Aniversario de los Amantes para difundir y homenajear al cineasta calandino Luis Buñuel, y en su corto recorrido se ha consolidado como una apuesta cultural y de turismo de la Comunidad.

Este rally cinematográfico, dirigido por Pimpi López Juderías, cortometrajista y reportero de TVE, permite que cinco equipos de filmación realicen un cortometraje en 48 horas a partir de unas bases fijadas en el reglamento. Al ser una competición, se da la salida a todos los participantes a la misma hora y día, de manera que todos ellos confluyen durante el rodaje en las calles de la ciudad a lo largo de las dos jornadas que dura, en presencia de la sociedad turolense y requiriendo de su complicidad y participación.

La fórmula es diferente a la de un festival de cine convencional, aunque de forma complementaria también se organizan proyecciones, charlas y otras actividades. Se trata, no obstante, de un modelo de festival totalmente diferente al existente en numerosas localidades españolas.

Print Friendly, PDF & Email