Jair asegura que no hay “nerviosismo” en el vestuario, pero quieren ganar “cuanto antes”

El central portugués quiere volver a saborear una victoria. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

A pesar de no haber dado mala imagen en sus dos primeros partidos de competición, el Real Zaragoza apenas ha sumado un punto de seis posibles. Por ello, ganar el próximo lunes es fundamental. En el vestuario, según ha afirmado el central Jair Amador, no hay “nerviosismo”, pero eso sí, hay que ganar “cuanto antes”.

El central maño ha insistido en que los jugadores no están pasando nervios en el mal sentido. “Queremos ganar, cuanto antes mejor porque coges más tranquilidad. Aun así, no quita que sea la jornada tres”, ha señalado en sala de prensa. Ahora juegan en casa, ante una afición que apoyará “todo lo que pueda y más”, por lo que deben “dar la talla y sacar los tres puntos”. La última derrota “no gustó” porque “el equipo trabajó bastante bien y la falta de puntería decantó el partido”.

Precisamente esa falta de puntería no la evidenciaron en pretemporada, aunque asumen que es un periodo “totalmente diferente”. Ante el Ibiza se vio que “costó llegar a campo rival”, pero contra Valladolid cambió la cosa. “Nos costó mucho menos encontrar la portería. Hay que mejorar, pero ese es el camino”, ha señalado. Eso sí, es importante acertar más de cara a gol. Por otra parte, a estas alturas de temporada, reconoce que no se encuentra “al 100%”, y que le falta “coger el tono físico”. Eso sí, es cuestión de hacerlo “jornada a jornada”.

En estas circunstancias, Jair no tiene duda de que el equipo “siempre aspira a lo máximo desde la humildad”. Dar el máximo ha sido su premisa constante desde el comienzo de su intervención, especialmente “por el club y la afición, que son los que están apoyando”. La vuelta de la hinchada tras casi dos años sin ella se nota. “Estamos muy contentos de que estén aquí y aprovecharemos la situación”, ha sostenido.

Los nuevos compañeros

Los que han llegado nuevos al Real Zaragoza “son compañeros que vienen con muchas ganas de ayudar”. Les cuesta introducirse en el equipo, pero irán dando más “poco a poco”, algo que “va a beneficiar a todos”. En cuanto a Lluís López y Clemente, con los que coincide por primera vez en temporada, “son gente joven, pero con mucha calidad, con proyección y están ahí para aprender”. “Como yo, a pesar de que sea más veterano”, ha afirmado antes de indicar que también trato de ayudar con su experiencia.

Ahora se centran en preparar el partido previsto para el lunes que viene, ante el Cartagena, en el estadio de La Romareda. El conjunto maño tiene en mente sumar sus tres primeros puntos de la temporada y comenzar su escalada hacia las cotas altas.

Print Friendly, PDF & Email