Aragón abordará el 2 de septiembre la celebración de las Fiestas del Pilar

Zaragoza ya está iniciando los trámites para poder celebrar sus días grandes como merecen, siempre en función de las autoridades sanitarias

El Consejo Local de Aragón, formado por el Ejecutivo autonómico, diputaciones y ayuntamientos, abordará el próximo 2 de septiembre la celebración o no, y en qué condiciones, de las grandes celebraciones del mes de octubre, donde destacan las Fiestas del Pilar. Esa es la fecha donde quedará decidido si Zaragoza vuelve a acoger sus días grandes tras un año de suspensión por la pandemia.

De esta forma, las principales instituciones de la Comunidad volverán a reunirse para tratar el retorno de las fiestas patronales, después de que este mismo órgano decidiera por “prudencia” y “responsabilidad” suspender todas estas celebraciones primero hasta el 31 de agosto y, posteriormente, hasta el 30 de septiembre. “Íbamos a demorar las tomas de decisiones y acercarlas a los momentos, para ver la incidencia que tiene y dentro de una posición moderada. Ahora abordaremos las fiestas que pueda haber en octubre”, ha expuesto la consejera de Presidencia, Mayte Pérez.

Igualmente, el Departamento de Sanidad volverá a analizar la próxima semana la evolución de la pandemia durante las últimas semanas, tras decidir mantener todas las restricciones hasta, al menos, el 31 de agosto. “Era un mes proclive a donde la gente puede relajarse un poco más y, a lo largo de la semana que viene, Salud Pública analizará los casos, la incidencia y cómo va la curva”, ha afirmado Pérez, volviendo a apelar a la responsabilidad ante las últimas imágenes de aglomeraciones y botellones en localidades como Jaca.

En cualquier caso, Zaragoza ya está iniciando los trámites para poder celebrar sus días grandes como merecen, siempre en función de las autoridades sanitarias. Así, el Ayuntamiento ha sacado a licitación la colocación de un nuevo escenario para conciertos en la zona de la Expo, que sustituirá al que había en la plaza del Pilar. “La idea es evitar todo tipo de aglomeraciones. El escenario de la plaza del Pilar se mantendría exclusivamente para jotas y folclore. El resto, que congregaban a mucha más gente, los hemos trasladado. Es un espacio grande y versátil que nos permite adaptarnos al formato que nos manden las autoridades sanitarias”, ha explicado la vicealcaldesa, Sara Fernández.

Print Friendly, PDF & Email