La nueva Casa Abierta para mujeres sin hogar abrirá sus puertas en octubre

El recurso va dirigido a un determinado perfil de personas sin hogar que presenta dificultades para su inserción social y laboral

Con 80 metros cuadrados útiles y un espacio de seis plazas, la nueva Casa Abierta para mujeres sin hogar de Zaragoza abrirá sus puertas previsiblemente el próximo mes de octubre. Se trata de un nuevo proyecto impulsado por el Ayuntamiento de la capital aragonesa y la Obra Social de la Parroquia del Carmen que busca dar respuesta a una demanda histórica que pretende ayudar a todas aquellas mujeres en situación de sinhogarismo cronificado.

“Esto supone para las personas sin hogar un recurso totalmente necesario. Además, es un espacio que va a contar con accesibilidad completa. La intención es que aquí no solo se realice un acogimiento, sino un seguimiento profesional, sanitario y educativo. El objetivo es que haya una integración de las usuarias que vayan a ocupar esta vivienda”, ha explicado el concejal de Acción Social y Familia, Ángel Lorén.

Este recurso existe desde hace años para hombres, en instalaciones anexas al Albergue municipal y, ahora, contará con un servicio equiparable para mujeres. Este centro se enmarca dentro de los denominados de “baja exigencia”, ya que va dirigido a un determinado perfil de personas sin hogar que presenta dificultades para su inserción social y laboral, así como para mantener las normas habituales de convivencia propias del Albergue y otros recursos.

El establecimiento ha sido adquirido y acondicionado por la Obra Social de la Parroquia del Carmen y cuenta con un sistema de aerotermia de alto rendimiento energético y una ventilación automática para la prevención de enfermedades. La idea es que el personal municipal se encargue de la atención social, la alimentación y la cobertura de las necesidades básicas, además de ser acompañadas por el grupo de voluntariado de la Parroquia del Carmen.

Aunque, tal y como ha apuntado el coordinador de la Obra Social del Carmen, Antonio de la Vega, lo ideal sería que “ojalá no hicieran falta estos recursos” porque lo que se busca realmente es que “todas las personas tengan un trabajo digno y puedan ser autónomas”. Sin embargo, mientras tanto y gracias a ellos, “personas que han estado en la calle han encontrado en estos lugares su hogar y luego han podido ser derivadas a residencias sociales”.

Print Friendly, PDF & Email