La falta de gol condena al Real Zaragoza, que cae derrotado en Pucela (2-0)

Sergio Bermejo pelea un balón en el choque. Foto: REal Zaragoza/Tino Gil

Perdió el Real Zaragoza en su segundo partido de la temporada. No pudo sobreponerse a dos goles del Valladolid, que sentenciaron el choque ante los maños. Los de JIM tuvieron ocasiones, pero no lograron anotar tampoco en el segundo choque del año. Los nuevos deben aportar más y es momento de pensar en el choque ante el Cartagena para lograr la victoria.

Pucela acogía un duelo clásico de Primera División en la categoría de plata. Ratón sustituía al lesionado Cristian, pero los diez restantes eran los mismos que saltaron ante el Ibiza. Línea de cuatro para Gámez, Francés, Jair y Chavarria. Por delante, Francho y Eguaras con bandas para Bermejo y James. Arriba, Narváez y Azón. Qué decir de un Valladolid que partía con jugadores como Joaquín Fernández, Lucas Olaza, Óscar Plano o Weissman.

La primera la tenía Fran Gámez desde el centro del campo, que con un disparo que se envenenaba, casi sorprende al exzatragocista Roberto a los cuatro minutos. Antes de llegar a los 10 minutos, Jair veía la amarilla por un golpe a Óscar Plano. Y esta vez sería protagonista el otro central, Alejandro Francés, que remataba un balón rechazado y obligaba al arquero a intervenir.

Sufría el conjunto maño al Real Valladolid, y en concreto a Javi Sánchez. Un disparo muy lejano del central se colaba por la portería de Ratón. El conjunto vallisoletano daba mucha sensación de peligro al pasar la zona de tres cuartos. Aun así, los maños lo intentaban, primero con un centro de Narváez y luego con un centro envenenado al área.

La más clara era para el Real Zaragoza. Pase perfecto de Eguaras para que Francho se la pusiese a Azón y solo tuviese que rematar. Contra todo pronóstico, la enviaba al palo. Luego sería James quien le filtraría un pase perfecto para dejarle solo ante Roberto, pero erraba de nuevo, esta vez lanzándola al muñeco.

Seguía intentándolo el Real Zaragoza, pero sin éxito. Remates de todos los tipos y de casi todos los jugadores. Francho, Eguaras, Narváez, Azón… Sin embargo, de poco servía. Se le estaba escapando el partido a un Real Zaragoza que debía ir ganando con tranquilidad al descanso, y en el que su rival había tirado una vez a puerta por medio de un defensa central. Eso sí, el marcador reflejaba un indiscutible 1-0.

Segunda mitad

Gol anulado al Valladolid y dudosa falta en ataque cuando Álvaro Giménez se iba solo hacia la portería de Roberto. Así daba inicio la segunda mitad del choque. Sin embargo, a partir de entonces el Real Zaragoza se desdibujó completamente. No lograban hilar jugadas en los primeros quince minutos, pero quedaba mucho para lograr al menos el empate. Habían saltado Borja Sáinz y Álvaro Giménez en lugar de Azón y James. Después lo haría Adrián por Bermejo.

Lograba mejorar sobre el césped el conjunto maño, pero no lograba materializar nada. Narváez provocaba una buena falta al borde del área que lanzaba el propio delantero, pero el palo repelía el gol. La suerte tampoco favorecía a los maños de cara a portería. Eso sí, los locales, en el minuto 90, lograban robarle la cartera al recién entrado Petrovic para poner el segundo y sentenciar.

Y así finalizaba el encuentro, con un conjunto zaragocista que volvía a acusar la falta de gol. Primera derrota de la temporada, esta vez más preocupante para el Real Zaragoza. No hay acierto de cara a portería y los nuevos fichajes no han logrado aportar. Toca resarcirse y, el lunes, lograr sí o sí la victoria ante el Cartagena.

Print Friendly, PDF & Email