Mi marido me ha propuesto dejar nuestros trabajos, vender nuestros inmuebles y comenzar una vida nueva en otra provincia. La verdad es que no estoy de acuerdo con dar este giro pero me da miedo que me deje si no lo sigo.

A pesar de que todas las parejas son diferentes, las claves para una buena comunicación siempre son constantes: sinceridad, ser directo, comprensivo y honesto.

Es importante que visualices a tu marido como a un miembro de tu equipo, como a un amigo de tu mayor confianza, y no como a tu adversario al que tener miedo. Discutir con tu pareja es totalmente normal, eso no significa que no os queráis o que no vaya a funcionar. Se trata de que ambos podáis plantear vuestra postura de forma comprensiva, sin necesidad de anularos ni descalificaros, siendo capaces de escuchar y entender la posición de la otra parte de la pareja.

Vuestro matrimonio tiene que evolucionar desde la sinceridad, de igual a igual, y en él tiene que convivir tanto la crítica constructiva como los diferentes puntos de vista, lo importante es llegar a tomar decisiones que beneficien a los dos y, por tanto, a vuestra relación.

Mi consejo: Ceder sin estar de acuerdo no es la alternativa más recomendable, ya que lo único que conlleva es posponer el problema y evitarlo momentáneamente, pero no a solucionarlo.

Print Friendly, PDF & Email