Bruselas desembolsa a España los primeros 9.000 millones del Plan de Recuperación

El primer desembolso es casi automático tras la aprobación de los planes

La Comisión Europea ha ordenado el desembolso al Tesoro de España de los 9.000 millones de euros en prefinanciación para poner en marcha el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que permitirá recibir 69.500 millones en los próximos tres años en transferencias directas, que podrían ampliarse hasta los 140.000 millones de euros en créditos antes de 2026.

“El desembolso de los fondos de #NextGenerationEU pone hoy en marcha el Plan de Recuperación y Resiliencia de España”, ha anunciado este martes la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a través de sus redes sociales. “Este plan será un impulso crucial para hacer del #EUGreenDeal una realidad, digitalizar la economía y hacer que España sea más resiliente que nunca”, ha añadido.

Sus palabras fueron recogidas por la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en sus perfiles sociales. “España ha recibido 9.000 millones en prefinanciación para impulsar la recuperación y respaldar nuestro programa de reformas e inversiones en curso. Estamos en camino de implementar los cambios necesarios para un modelo de crecimiento más verde, digital, feminista, justo y cohesionado”, ha resaltado.

La llegada del primer desembolso tiene lugar después de que el Ecofin diese el pistoletazo final el pasado 13 de julio, al dar la aprobación definitiva al plan de España, junto al de otros once países.

El primer desembolso es casi automático tras la aprobación de los planes y corresponde al 13% de la cuantía total solicitada con cargo al Next-Generation UE, que en el caso de España serían los primeros 9.000 millones.

A partir de ahí, los estados deben ir acreditando la ejecución de reformas y programas de inversiones incluidos en el plan con una cadencia semestral para ir desbloqueando las nuevas entregas de fondos.

En el caso de España, la intención del Gobierno es recibir el 80% de la cuantía en el trienio 2021-2023 para acelerar la recuperación y modernización de la economía, aunque la ejecución de los planes de inversión y reformas contenidos en el Plan y que lo harán posible tendrá lugar hasta el ejercicio 2026.

El Gobierno confía que este mismo año lleguen otros 10.000 millones en la segunda parte del ejercicio, con la presentación de un centenar de proyectos y objetivos ya formalizados. Entre otros podría referir planes ya aprobados como la hoja de ruta del hidrógeno renovable, la Agenda España Digital 2025, el Ingreso Mínimo Vital, la regulación del teletrabajo, la Ley Orgánica de Educación o la Ley de Cambio Climático.

212 grandes inversiones y reformas

En el Ministerio de Asuntos Económicos recordaron que el Plan ha podido adelantar trabajo gracias a que en los Presupuestos Generales del Estado se incluyeron partidas para su puesta en marcha y ya se ha asignado además la distribución de más de 7.250 millones a las comunidades autónomas.

Dichos recursos van dirigidos a acometer inversiones en materias como la transición ecológica, la vivienda, la educación o la sanidad, y para proyectos como implementar la normativa de residuos, corregir tendidos eléctricos que eviten daños a la fauna, la renovación de edificios, la mejora de los servicios de saneamiento y depuración de aguas, el incentivo de la movilidad eléctrica o la modernización de la FP y reducción de la brecha digital.

El Plan de Recuperación, que incorpora 212 grandes inversiones y reformas, incluye entre sus objetivos digitalizar más de un millón de pymes, apoyar a más de 3.000 empresas para la internacionalización, formar a más de 2,6 millones de personas en competencias digitales, instalar más de 240.000 aulas digitales interactivas o modernizar el sector turístico.

También prevé rehabilitar de más de un millón de viviendas, alcanzar una flota de, al menos, 250.000 vehículos eléctricos en 2023, modernizar la justicia, extender la banda ancha ultra rápida al 100% de la población o construir más de 335 kilómetros de ferrocarril en los corredores Atlántico y Mediterráneo, entre otras actuaciones.

El Gobierno espera que las inversiones y reformas comprometidas en dicha hoja de ruta añadan entre dos y tres puntos adicionales al PIB en el trienio 2021-23, y permitan generar 800.000 empleos hasta el 2023. Su previsión es que el próximo año la economía recupere el nivel del PIB que tenía antes de estallar la crisis de la pandemia y en 2023 se haya restablecido el ritmo de expansión preCovid de la economía, elevando el crecimiento potencial a medio plazo por encima del 2%.

Print Friendly, PDF & Email