Rescatadas cinco personas atrapadas en la cara norte del Aneto

La Guardia Civil procedió a varios rescates en zonas de montaña

Nueva jornada de duro trabajo la de este sábado para el Centro de Emergencias 112 del Gobierno de Aragón, que gestionó 339 incidentes con algo más de 1.300 llamadas recibidas. Como percances a destacar, sobresalen los rescates a cargo de la Guardia Civil en zonas de montaña. El más importante se saldó con cinco rescatados en la cara norte del Aneto. “Los equipos de rescate de la Guardia Civil trabajaron a fondo durante todo el día para atender a los ciudadanos que solicitaban esta ayuda”, remarca el jefe de servicio de Seguridad y Protección Civil de la DGA, Miguel Ángel Clavero.

Además, las altas temperaturas también produjeron estragos, dando lugar a varios golpes de calor. En concreto, los de cuatro excursionistas que se encontraban en el Pirineo, un motorista que viajaba por la A-22 y otro hombre que estaba en una terraza de la ciudad de Zaragoza.

Asimismo, las tormentas por la tarde provocaron pequeños incendios por rayos en Benasque, Mosqueruela o Beceite, pero todos fueron controlados con rapidez. Además, las fuertes rachas de viento registradas a media tarde condujeron que cinco trenes de alta velocidad en dirección Barcelona fueran detenidos en la estación de Zaragoza durante varios minutos. Estas mismas tormentas causaron algún incidente en la Comarca de Calatayud, producido sobre todo por el fuerte viento.

Previsiones para el domingo 

Para este domingo, la ola de calor empieza a remitir, pero se mantiene alerta naranja en la zona del Pirineo (rondando los 38 grados) y Bajo Huesca (cerca de 40 grados). El resto de Aragón se encuentra en aviso amarillo por altas temperaturas que en algunos casos pueden aproximarse a los 38 grados. También resulta relevante el riesgo por temperaturas altas con aviso naranja en la Comarca de Albarracín y Jiloca, con máximas de hasta 39 grados.

Además, se anuncian tormentas en la zona de Gúdar-Maestrazgo y Bajo Aragón (Teruel) que pueden ir acompañadas de fuertes rachas de viento. Precisamente con la entrada del viento y cierzo en el valle del Ebro, desde el 112 recuerdan que hay que seguir extremando las precauciones por riesgo de incendios forestales.

Print Friendly, PDF & Email