Ambriz destaca la movilidad y la presión alta como claves del triunfo ante el Eibar

Ambriz, consciente del calor acuciante vivido en el estadio, se muestra contento por el resultado cosechado. Foto: LaLiga

La S. D. Huesca ha comenzado la temporada con buen pie. La solvente victoria (2-0) de este viernes ante un rival recién descendido de Primera como el Eibar así lo ratifica. Para el míster del cuadro altoaragonés, Nacho Ambriz, las claves del partido han estado en “la gran movilidad y la presión sobre el balón durante la primera mitad”. Además, el juego desde atrás también resultó crucial para poder mermar físicamente a los eibarreses.

En la rueda de prensa pospartido, el mexicano destacó también que “supimos soportar el chaparrón del Eibar durante la segunda parte”. Y es que los oscenses vencían por la mínima hasta que llegó el gol de la sentencia a cargo de Seoane en el 68 tras una transición defensa-ataque.

Ambriz, consciente del calor acuciante vivido en el estadio, se muestra contento por el resultado cosechado, ya que “poder brindar una victoria a los aficionados en el primer partido liguero supone una satisfacción”. No obstante, recalca que la temporada acaba de comenzar y “no podemos echar ya las campanas al vuelo”.

En otros términos, el natural de Ciudad de México, a pesar de que prefiere siempre hacer valoraciones a nivel colectivo, destaca que “la entrada al campo de Florian Miguel y Andrei Ratiu potenció las bandas, ayudando a que el conjunto se viera reforzado defensivamente”. Con un once conformado en su gran mayoría por futbolistas de la temporada anterior, Ambriz resalta la importancia de “la base de jugadores del año pasado que todavía queda”.

Reconociendo que faltan fichajes para la parcela ofensiva porque “no disponemos de un delantero centro puro salvo Carlos Kevin”, asegura que llegarán refuerzos antes del cierre del mercado estival. “Esto nos permitirá adquirir otro tipo de recursos futbolísticos”, matiza.

En última instancia, el técnico mexicano insiste en continuar trabajando diariamente con “humildad, calma y tranquilidad”. “La temporada es muy larga. Empezar con una victoria siempre sienta bien, pero hay que tener los pies en la tierra”, concluye.

Print Friendly, PDF & Email