El Real Zaragoza no logra pasar del empate en su estreno en casa ante el Ibiza (0-0)

Los maños se quedan con un empate que sabe a poco

No pudo el Real Zaragoza con el Ibiza en su primer partido de la temporada. Pudo hacerlo, pero faltó el gol que tanto ha buscado el club este verano. La imagen del equipo no fue mala, con un James que parecía volver a buen nivel y una defensa férrea. Buenas sensaciones de Francés y de Francho y empate sin goles para buscar la primera victoria en Valladolid.

Volvía el fútbol a La Romareda y, después de más de un año y medio, el zaragocismo al municipal. Para la puesta de largo, JIM partía con un once que, salvo por pequeños detalles, podía ser de la pasada campaña. Cristian en portería, con línea de cuatro para Fran Gámez, Francés, Jair y Chavarria. En el doble pivote se ubicaban James y Eguaras, con Francho y Bermejo como interiores. Arriba, Narváez y Azón. En el recién ascendido Ibiza destacaba su capitán, Fran Grima.

Rugía La Romareda de nuevo incluso antes de que empezase a rodar el balón, pero aún más cuando los maños se acercaban a portería. Primera internada y primera jugada de peligro, con Francho provocando la amarilla de Rubén. Fuerzas igualadas en los diez primeros minutos, con un Ibiza extramotivado por jugar en una plaza como la de Zaragoza. A todo esto, Chavarria y después Narváez lo intentaban, pero definían mal en acciones que tampoco suponían un peligro serio.

Fran Gámez veía la tarjeta en su primera falta cuando se le escapaba Ekain y los maños hacían algún atisbo de sufrimiento. Desde ahí hasta la pausa para hidratarse, reparto de fuerzas y mucho juego en el centro del campo, sin peligro alguno en ningún área. Una internada de Bermejo terminaba en un mal disparo de James, pero tampoco comprometía a Germán. Iván Azón podía hacerlo, pero tampoco acertaba en el pase de la muerte. Poco más de ahí a un descanso que era necesario para aclarar ideas, sobre todo en ataque.

Segunda parte

Comenzaba el segundo asalto con Francés providencial evitando un remate en el área pequeña que bien podía terminar en gol. Parecía más enchufado el conjunto ibicenco, pero el Real Zaragoza sabía reponerse. Una internada de Azón ponía en serios aprietos a la defensa visitante, y luego un centro de Eguaras terminaba en las manos de Germán. Seguía intentándolo el conjunto maño, y esta vez la ponía al área Bermejo para que Azón no la enganchase bien por centímetros.

Eguaras se lesionaba y era Adrián quien copaba su lugar, mientras que unos minutos más tarde, Borja Sainz trataba de darle una marcha más en detrimento de Bermejo. Lograba esa chispa el conjunto maño, y en una de estas, un centro de Chavarria a punto terminaba en gol tras rematar Narváez con el exterior. Borja Sainz después tampoco acertaba a rematar para poner el 1-0.

Más madera para el conjunto maño. Azón y James se retiraban para dejar su paso a Puche y el debutante Petrovic. La más clara, allá por el minuto 86, era para Narváez de nuevo, pero remataba desde el punto de penalti mal, y el balón se iba muy desviado y sin fuerza. Se llegaba al descuento, pero con cinco de añadido no era suficiente. Eso sí, las permisivas pérdidas de tiempo ibicencas ayudaban a los visitantes.

No pudo el Real Zaragoza con el Ibiza en su estreno en casa, pero las sensaciones no fueron malas. Se nota que este equipo todavía tiene que acabar de configurarse, que falta el gol que ya tiene nombre: Álvaro Giménez. El conjunto maño buscará su primer triunfo lejos de La Romareda.

Print Friendly, PDF & Email