Una ola de calor extremo amenaza a Aragón: sofocante y de larga duración

Las zonas bajas, sobre todo en el caso de la capital, sufrirán la peor parte

Parece que el sofocante calor propio de la época estival estaba dando un respiro al territorio aragonés durante este verano. Pero la benevolencia climatológica con la Comunidad, salvo ligeros picos puntuales, ha tocado a su fin. Las temperaturas extremas que afectarán a toda la Península a lo largo de la semana incidirán especialmente en Aragón, con la duración del episodio como el factor más significativo, ya que la ola se extenderá hasta el domingo.

Con pronósticos actuales de hasta 43 grados en Zaragoza durante el jueves, las zonas bajas sufrirán la peor parte. Además de la capital, los termómetros también se dispararán en el Bajo Aragón, la provincia de Huesca y el resto del valle del Ebro. A pesar de que las previsiones hasta este martes parecían indicar que la Comunidad superaría su temperatura récord de 44,5 grados alcanzada el 7 de julio de 2015, las nuevas predicciones –afortunadamente- reflejan que finalmente no será así.

Posibilidad de romper el récord de agosto 

En cambio, todo apunta a que se romperá el récord de agosto, establecido en 42,8 grados en 2010. A esto se suma que las noches tanto del viernes como del sábado serán más propias de áreas tropicales del globo terráqueo. Se confía en que el domingo traiga consigo una bajada de temperaturas, pero sin dar tregua para la relajación, pues las máximas se situarán en torno a los 42 grados en algunos puntos. A pesar de que hace 24 horas Aemet esperaba que se rozaran los 45 grados en esta jornada dominical, la llegada de viento proveniente del este ha conducido al cambio en las predicciones.

Una situación climática más cómoda se vivirá en los Pirineos. Las noches serán agradables, con alrededor de 20 grados, mientras que durante el día, a nivel general, se superarán ligeramente los 30. De todos modos, son temperaturas más altas de las que suelen experimentarse en esta zona norte de la región.

La preocupación es tal que no cesa el envío de avisos desde la Dirección General de Interior y Protección Civil. Sin ir más lejos, este mismo miércoles ya hay avisos amarillos, naranjas y rojos por temperaturas máximas en la Ribera del Ebro, Centro y Sur de Huesca, Cinco Villas, Ibérica Zaragozana, Bajo Aragón y Albarracín y Jiloca entre las 12.00 y las 21.00 horas. Tan solo un pequeño precedente de lo que se vivirá a partir del jueves. Y es que a los expertos les inquieta especialmente el impacto que una tórrida ola de estas características puede suponer sobre la salud y la mortalidad.

Print Friendly, PDF & Email