Jaume Ponsarnau: “Tenemos que pasar de ser grupo a equipo a marchas forzadas”

Jaume Ponsarnau ha comenzado a preparar la nueva temporada

El Casademont Zaragoza ha vuelto a los entrenamientos y Jaume Ponsarnau ha dejado las primeras ideas de cómo construir desde la base la esencia del equipo. Por lo pronto, han faltado cuatro jugadores (Hlinason, Radoncic, McLean y Mobley) por diferentes motivos, pero se mantiene la idea de construir un “espíritu” desde el sacrificio del grupo. Por ello, pide pasar cuanto antes a ser un equipo.

Con el pistoletazo de salida, se empieza el trabajo, pero antes deben hacer una labor de conocimiento, porque Ponsarnau solo ha trabajado con Rodrigo San Miguel. “A marchas forzadas tenemos que pasar de ser grupo a ser equipo. Para eso debemos conocernos, entendernos, hablar, comunicarnos y encontrar una forma de jugar que nos haga competitivos”, ha destacado el “coach”.

En lo físico, los jugadores “tienen que encontrar el punto de forma para empezar esta competición, que va a ser muy exigente”. La sensación es que la Liga Endesa “ha dado un paso adelante en competitividad, sobre todo en igualdad”. En lo que respecta a la FIBA Europe Cup, es una competición nueva que exige “adaptarse como equipo español pionero, junto al reto de competir al máximo”.

También es el momento “de construir un espíritu”, no solo colectivo sino individual. “Es el momento de esforzarse, de sufrir un poquito, de cansarse un poco más de la cuenta. Eso también marca el nivel de aportación de cada jugador de cara al equipo: el sacrificio”, ha asegurado Ponsarnau. La pretemporada “es un momento trascendental para construir ese espíritu de sacrificio”.

Algo que también va a ayudar es el nivel humano de la plantilla. El técnico ha definido al grupo como “buenas personas y trabajadoras”, y eso “es algo que ayuda”. También cree “en el talento y las capacidades que hay”. “Algunas son de experiencia y otras de juventud que, moldeándose, creciendo y trabajando pueden ayudar a ser de mucha calidad”, ha continuado.

En este momento, faltan cuatro jugadores de los 12 que van a formar la plantilla del primer equipo, pero Ponsarnau lo considera “circunstancias habituales”. Hlinason y Radoncic son ausencias porque están con sus selecciones, mientras que McLean y Mobley están fuera por otros motivos. El primero es por trámites para llegar a España y el segundo por un test positivo, pero ambos perjudicados por la situación Covid. En este sentido, “todo es más complicado; no solo superar el virus, sino superar el protocolo”.

Print Friendly, PDF & Email